Τρίτη, 2 Αυγούστου 2016

Πάμπλο Εσκομπάρ - Pablo Escobar


Πάμπλο Εσκομπάρ
Pablo Escobar 
Γέννηση 1 Δεκεμβρίου 1949
Ριονέγκρο
Θάνατος 2 Δεκεμβρίου 1993
Μεδεγίν
Αιτία θανάτου Τραύμα από πυροβολισμό
Υπηκοότητα Κολομβία
Ιδιότητα βαρόνος ναρκωτικών και πολιτικός
Σύζυγος María Isabel Santos (Μαρτίου 1976)
Τέκνα Sebastián Marroquín και Angie Nicole Funez Barrera (Escobar)
Αξίωμα member of the Chamber of Representatives of Colombia (1982)
https://www.netflix.com/title/80025172

Ο Πάμπλο Εσκομπάρ (1 Δεκεμβρίου 1949 - 2 Δεκεμβρίου 1993), ήταν Κολομβιανός εγκληματίας και ηγετική μορφή του Καρτέλ του Μεδεγίν. Αναφέρεται συχνά ως «βασιλιάς της κοκαΐνης» και υπήρξε ένας από τους πλουσιότερους εγκληματίες στην ιστορία. Το 1989 ανακηρύχθηκε από το περιοδικό Forbes έβδομος πλουσιότερος στον κόσμο με περιουσία που ανερχόταν, σύμφωνα με εκτιμήσεις, στα 9 δισεκατομμύρια δολάρια[1]. Κατείχε πολυάριθμες πολυτελείς κατοικίες και το 1982 αποπειράθηκε να εισέλθει στην πολιτική ζωή της Κολομβίας, υποσχόμενος ακόμα να αποπληρώσει το δημόσιο χρέος της χώρας, ύψους 10 δισ. δολαρίων[2]. Έχτισε σχολεία, πάρκα, νοσοκομεία και πολλά σπίτια για τους φτωχούς ανθρώπους. Το 1984 όμως αποκαλύφτηκε πως ο Εσκομπάρ δολοφονούσε κρυφά υποψήφιους βουλευτές και πρωθυπουργούς, κάποιους για χρέη. Για αυτόν τον λόγο αναγκάστηκε να παραιτηθεί από την πολιτική ζωή της χώρας και πήρε εκδίκηση, δολοφονώντας τον Λουίς Γκαλόν, έναν άλλον υποψήφιο πρωθυπουργό.


Γεννήθηκε στο χωριό Ριονέγρο της Αντιόχειας, τέταρτο παιδί του αγρότη Αμπέλ ντε Χεσούς Εσκομπάρ και της δασκάλας Εμίλτα Γκαβίρια[3].

Επίσης ήταν νυμφευμένος με την 53χρονη σήμερα Μαρία Βικτόρια την οποία νυμφεύτηκε όταν ήταν μόλις 15 χρονών, ενώ αυτός 26. Ο Πάμπλο είχε δύο παιδιά όπου ζουν σήμερα με τη μητέρα τους κάπου στο Τέξας των Η.Π.Α. Τον Χουάν Πάμπλο και την Μανουέλα.

Ο δρόμος προς την παρανομία
Ο Εσκομπάρ ξεκίνησε και τελείωσε κανονικά. Στόχος του ήταν να ασχοληθεί με τις επιστήμες, όμως απέτυχε, με αποτέλεσμα σταδιακά να ασχολείται με παράνομες δραστηριότητες. Ξεκίνησε πουλώντας τσιγάρα που τα αγόραζε από λαθρέμπορους και, αργότερα, ναρκωτικές ουσίες. Όλα αυτά έγιναν όταν ο Πάμπλο ήταν μόνο 20 ετών. Στα 32 του έβγαζε $1.000.000 την εβδομάδα και το 1989 υπολογιζόταν πως ήταν ο 7ος πλουσιότερος άνθρωπος στον κόσμο. Στη συνέχεια μετέφερε και τεράστιες ποσότητες ναρκωτικών σε χώρες με μικρή σημασία στον οικονομικό τομέα, όπως το Περού και η Βολιβία. Δημιούργησε το εγκληματικό Καρτέλ του Μεδεγίν, το οποίο τον βοήθησε να αποδράσει από την Κολομβία για να φύγει με το ιδιωτικό του τζετ για τη χώρα του Εκουαδόρ λίγες μέρες αργότερα. Το 1991 οι άνθρωποι του Εσκομπάρ είχαν σκοτώσει 27.100 ανθρώπους εκ των οποίων οι 600 ήταν αστυνομικοί.

Πρόωρος θάνατος

Η εξουδετέρωση του Πάμπλο Εσκομπάρ από τις αρχές.
Ο θάνατος του ήταν πρόωρος. Μια μέρα μετά τα 44 του γενέθλια, ο Εσκομπάρ ήθελε να τηλεφωνήσει στον γιο του, Χουάν. Δυστυχώς για αυτόν, οι Λος Πέπες (ειδική ομάδα αστυνομικών που ασχολούνταν αποκλειστικά με την υπόθεσή του) βρήκαν τον αριθμό και τη διεύθυνση και κατευθύνθηκαν προς τα εκεί. Ο Εσκομπάρ άργησε να το καταλάβει και τον έπιασε πανικός. Κρύφτηκε πάνω σε μια σκεπή ενός ψηλού σπιτιού, αλλά οι αστυνομικοί τον εντόπισαν κατευθείαν. Τον πυροβόλησαν πολλές φορές ώστε να βεβαιωθούν ότι είναι νεκρός.Παραπομπές

Άλμα πάνω ↑ http://www.worldfinancialblog.com/entertainment/the-5-richest-criminals-of-all-the-time/
Άλμα πάνω ↑ «Reporter pursues Escobar story in 'Killing Pablo'». CNN. May 31, 2001.
Άλμα πάνω ↑ «Pablo Escobar by Marcela Grajales». Accents Magazine, Kean University. Ανακτήθηκε στις 2010-02-13.



Pablo Escobar
From Wikipedia, the free encyclopedia
Changes must be reviewed before being displayed on this page.show/hide details
This article is about the drug lord. For other uses, see Pablo Escobar (disambiguation).
This name uses Spanish naming customs: the first or paternal family name is Escobar and the second or maternal family name is Gaviria.
Pablo Escobar
Pablo Escobar Mug.jpg
A mugshot of Escobar taken in 1977 by the Medellín Control Agency.
Born Pablo Emilio Escobar Gaviria
December 1, 1949
Rionegro, Colombia
Died December 2, 1993 (aged 44)
Medellín, Colombia
Other names
Don Pablo
El Padrino (The Godfather)
El Patrón (The Boss)
El Señor (The Lord)
El Mágico (The Magician)
El Pablito (little Pablo)
El Zar de la Cocaína
(The Tsar of Cocaine)
Occupation Founder and head of the Medellín Cartel
Religion Lapsed Catholic
Criminal penalty 5 years imprisonment[1]
Spouse(s) Maria Victoria Henao (1976–1993; his death)
Children
Sebastián Marroquín
Manuela Escobar
Conviction(s) Drug trafficking and smuggling, assassinations, bombing, bribery, racket, rape
Pablo Emilio Escobar Gaviria (December 1, 1949 – December 2, 1993) was a Colombian drug lord and trafficker. His cartel, at the height of his career, supplied an estimated 80% of the cocaine smuggled into the United States.[2][3] Often called "The King of Cocaine", he was the wealthiest criminal in history, with an estimated known net worth of US $30 billion by the early 1990s.[4] He was also one of the 10 richest men in the world at his prime and lived in his self-built Hacienda Nápoles.[5]

Escobar was born in Rionegro, Colombia and grew up in nearby Medellín. After briefly studying at Universidad Autónoma Latinoamericana of Medellín, he left without a degree and began to engage in criminal activity that involved selling contraband cigarettes along with fake lottery tickets, and grand theft auto. In the 1970s he began to work for various contraband smugglers often kidnapping and holding people of interest for ransom. In 1975 Escobar began distributing powder cocaine himself and began the first smuggling routes into the United States. His infiltration to the drug market of the U.S. expanded exponentially due to the rising demand for cocaine, and by the 1980s it was estimated that 70 to 80 tons of cocaine were being shipped from Colombia to the U.S. on a monthly basis. His drug network was commonly known as the "Medellín Cartel" and often competed with rival cartels domestically and abroad resulting in high-rate massacres and the deaths of police officers, judges, locals and prominent politicians.

In 1982, Escobar was elected as an alternate member of the Chamber of Representatives of Colombia as part of the Colombian Liberal Party. Escobar was responsible for the construction of many hospitals, schools and churches in western Colombia, which gained him popularity inside the local Roman Catholic Church and the locals of the towns he frequented. However he was seen as an enemy of the Colombian and American governments and his political exploits resulted in Colombia becoming the murder capital of the world.[6] Escobar was shot and killed by Colombian National Police, in his hometown 24 hours after his 44th birthday.[7][8]

Contents 

Medellín, Colombia, where Escobar grew up and began his drug distribution.
Pablo Escobar was born in Rionegro, in the Antioquia Department of Colombia, the third of seven children to Abel de Jesús Dari Escobar, a farmer, and Hermilda Gaviria, an elementary school teacher.[9] As a teenager on the streets of Medellín, he began his criminal career by allegedly stealing gravestones and sanding them down for resale to smugglers. His brother and accountant, Roberto Escobar, denies this, claiming that the gravestones came from cemetery owners whose clients had stopped paying for site care and that they had a relative who had a monuments business.[10] Pablo studied for a short time at the Universidad Autónoma Latinoamericana of Medellín, but left the University without obtaining a degree.[11]

Escobar eventually became involved in many criminal activities with Oscar Benel Aguirre — running petty street scams, selling contraband cigarettes and fake lottery tickets, and stealing cars.[citation needed] In the early 1970s, he was a thief and bodyguard, and allegedly made $100,000 by kidnapping and ransoming a Medellín executive before entering the drug trade.[12] His next step on the ladder was to become a millionaire by working for contraband smuggler Alvaro Prieto. Escobar's childhood ambition was to become a millionaire by the time he was 22.[13]

Criminal career
Cocaine distribution

Pablo Escobar and his cartel mainly operated in the mountainous regions of Colombia and exported from Rionegro and Medellín.
In The Accountant's Story, Roberto De Jesus Escobar Gaviria discusses the means by which Pablo rose from middle-class simplicity and obscurity to one of the world's wealthiest men. In 1975, Pablo started developing his cocaine operation. He even flew a plane himself several times, mainly between Colombia and Panama, along smuggling routes into the United States. When he later bought 15 new and bigger airplanes, including a Learjet and six helicopters, according to his son, a dear friend of Pablo died during the landing of an airplane. The friend died and the plane was destroyed. Pablo reconstructed the airplane from the scrap parts that were left and later hung it above the gate to his ranch at Hacienda Napoles. In May 1976, Escobar and several of his men were arrested and found in possession of 39 pounds (18 kg) of white paste after returning to Medellín with a heavy load from Ecuador. Initially, Pablo tried unsuccessfully to bribe the Medellín judges who were forming the case against him. Instead, after many months of legal wrangling, Pablo had the two arresting officers killed, and the case was dropped. Here he began his pattern of dealing with the authorities, by either bribing them or killing them.[14] Roberto Escobar maintains Pablo fell into the drug business simply because other types of contraband became too dangerous to traffic. There were no drug cartels then, and only a few drug barons, so there was plenty of business for everyone. In Peru, they bought the cocaine paste, which they then refined in a laboratory in a two-story house in Medellín. On his first trip, Pablo bought a paltry 13.5 kilos (30 pounds) of paste in what was to become the first step towards building his empire. At first, he smuggled the cocaine in old plane tires, and a pilot could earn as much as $500,000 per flight depending on how much he could smuggle.[15]

Rise to prominence

Powder cocaine was created, packaged, and sold by Pablo Escobar and his associates eventually being distributed to the U.S. drug market.
Soon, the demand for cocaine was skyrocketing in the United States, and Pablo organized more smuggling shipments, routes, and distribution networks in South Florida, California and other parts of the country. He and cartel co-founder Carlos Lehder worked together to develop a new trans-shipment point in the Bahamas, an island called Norman's Cay about 220 miles (350 km) southeast of the Florida coast. (According to his brother's account, Pablo did not purchase Norman's Cay; it was, instead, a sole venture of Carlos Lehder's.) Carlos and Robert Vesco purchased most of the land on the island, which included a 1 kilometre (3,300 ft) airstrip, a harbor, a hotel, houses, boats, and aircraft, and built a refrigerated warehouse to store the cocaine. From 1978 to 1982, this was used as a central smuggling route for the Medellín Cartel. With the enormous profits generated by this route, Escobar was soon able to purchase 7.7 square miles (20 km2) of land in Antioquia for several million dollars, on which he built his home, Hacienda Napoles. He created a zoo, a lake, and other diversions for his family and organization.[16]


Escobar's private estate, Hacienda Nápoles (Pictured: private bullring).
At one point, it was estimated that 70 to 80 tons of cocaine were being shipped from Colombia to the United States every month. In the mid-1980s, at the height of its power, Escobar's Medellín Cartel was shipping as much as 11 tons per flight in jetliners to the United States (the biggest load shipped by Pablo was 23,000 kilograms (51,000 lb) mixed with fish paste and shipped via boat, as confirmed by his brother in the book Escobar). Roberto Escobar also claimed that, in addition to using planes, Pablo employed two small submarines to transport the massive loads.[2]

Established drug network
In 1982, Escobar was elected as an alternate member of the Chamber of Representatives of Colombia as part of the Colombian Liberal Party.[17] In that capacity, he was the official representative of the Colombian government for the swearing-in of Felipe González in Spain.

Escobar quickly became known internationally as his drug network gained notoriety; the Medellín Cartel controlled a large portion of the drugs that entered the United States, Mexico, Puerto Rico, the Dominican Republic, Venezuela, and Spain. The cocaine was produced with coca from Bolivia and Peru through other drug dealers, such as Roberto Suárez Goméz, since Colombian coca was initially of substandard quality, and demand for more and better cocaine increased. Escobar's cocaine reached many other countries in the Americas, and Europe through Spain; it was even rumored his network reached as far as Asia.

Plata o plomo
Corruption and intimidation characterized Escobar's dealings with the Colombian system. He had an effective, inescapable policy in dealing with law enforcement and the government, referred to as "plata o plomo" (literally "silver or lead", colloquially "[accept] money or [face] bullets"). Its execution resulted in the deaths of hundreds of individuals, including civilians, policemen and state officials. At the same time, Escobar bribed countless government officials, judges and other politicians. Escobar was allegedly responsible for the 1989 murder of Colombian presidential candidate Luis Carlos Galán, one of three assassinated candidates who were all competing in the same election, as well as the bombing of Avianca Flight 203 and the DAS Building bombing in Bogotá in 1989. The Medellín Cartel was also involved in a deadly drug war with its primary rival, the Cali Cartel, for most of its existence.[citation needed]

Palace of Justice siege

Escobar was held directly responsible for the 1985 storming of the Colombian Supreme Court by various media publications.
It is alleged that Escobar backed the 1985 storming of the Colombian Supreme Court by left-wing guerrillas from the 19th of April Movement, also known as M-19, which resulted in the murder of half the judges on the court. Some of these claims were included in a late 2006 report by a Truth Commission of three judges of the current Supreme Court. One of those who discusses the attack is Jhon Jairo Velásquez, aka "Popeye",[18] a former Escobar hitman. At the time of the siege, the Supreme Court was studying the constitutionality of Colombia's extradition treaty with the U.S.[19] Roberto Escobar stated in his book that indeed the M-19 were paid to break into the Palace of Justice and burn all papers and files on Los Extraditables — the group of cocaine smugglers who were under threat of being extradited to the US by their Colombian government. But the plan backfired and hostages were taken for negotiation of their release, so Los Extraditables were not directly responsible for the actions of the M-19.

Height of power

Escobar's cartel smuggled cocaine in packaged blocks by hiding them in various machinery and often integrated them into cars, submarines, planes and boats.
During the height of its operations, the cartel brought in more than $70 million per day (making roughly $22 billion in a year).[citation needed] Smuggling fifteen tons of cocaine per day, worth more than half a billion dollars, into the United States, the operation spent $1000 per week purchasing rubber bands to wrap the stacks of cash, storing most of it in their warehouses. Ten percent had to be written off per year because of "spoilage" by rats that crept in at night and nibbled on the hundred dollar bills.[13]

Pablo Escobar said that the essence of the cocaine business was "Simple: you bribe someone here, you bribe someone there, and you pay a friendly banker to help you bring the money back."[20] In 1989, Forbes magazine estimated Escobar to be one of 227 billionaires in the world with a personal net worth of close to US$3 billion [21] while his Medellín Cartel controlled 80% of the global cocaine market.[22] It is commonly believed that Escobar was the principal financier behind Medellín's Atlético Nacional who won South America's most prestigious football tournament, the Copa Libertadores, in 1989.[23]

While seen as an enemy of the United States and Colombian governments, Escobar was a hero to many in Medellín (especially the poor people); he was a natural at public relations and he worked to create goodwill among the poor people of Colombia. A lifelong sports fan, he was credited with building football fields and multi-sports courts, as well as sponsoring children's football teams.[13] Escobar was responsible for the construction of many hospitals, schools and churches in western Colombia, which gained him popularity inside the local Roman Catholic Church.[24][page needed] He worked hard to cultivate his Robin Hood image, and frequently distributed money through housing projects and other civic activities, which gained him notable popularity among the poor. The population of Medellín often helped Escobar by serving as lookouts, hiding information from the authorities, or doing whatever else they could to protect him. At the height of his power, drug traffickers from Medellín and other areas were handing over between 20% and 35% of their Colombian cocaine-related profits to Escobar, because he was the one who shipped the cocaine successfully to the US.[citation needed]

The Colombian cartels' continuing struggles to maintain supremacy resulted in Colombia quickly becoming the world's murder capital with 25,100 violent deaths in 1991 and 27,100 in 1992.[25] This increased murder rate was fueled by Escobar's giving money to his hitmen as a reward for killing police officers, over 600 of whom died as a result.[6]

La Catedral prison
Main article: La Catedral
After the assassination of Luis Carlos Galán, the administration of César Gaviria moved against Escobar and the drug cartels. Eventually, the government negotiated with Escobar, convincing him to surrender and cease all criminal activity in exchange for a reduced sentence and preferential treatment during his captivity.

Declaring an end to a series of previous violent acts meant to pressure authorities and public opinion, Escobar surrendered to Colombian authorities in 1991. Before he gave himself up, the extradition of Colombian citizens had been prohibited by the newly approved Colombian Constitution of 1991; this was controversial, as it was suspected that Escobar and other drug lords had influenced members of the Constituent Assembly. Escobar was confined in what became his own luxurious private prison, La Catedral. Accounts of Escobar's continued criminal activities while in prison began to surface in the media. When the government found out that Escobar was still operating his drug business from within La Catedral, it attempted to move him to a more conventional jail on 22 July 1992. Escobar's influence allowed him to discover the plan in advance and make a well-timed escape.[26] He was still worried that he could be extradited to the United States.

Search Bloc and Los Pepes
Main articles: Los Pepes and Search Bloc
In 1992, the United States Joint Special Operations Command (consisting of members of USN DEVGRU and Delta Force) and Centra Spike joined the manhunt for Escobar. They trained and advised a special Colombian police task force known as the Search Bloc, which had been created to locate Escobar. Later, as the conflict between Escobar and the United States and Colombian governments dragged on and the numbers of his enemies grew, a vigilante group known as Los Pepes (Los Perseguidos por Pablo Escobar, "People Persecuted by Pablo Escobar") was financed by his rivals and former associates, including the Cali Cartel and right-wing paramilitaries led by Carlos Castaño, who would later fund the Peasant Self-Defense Forces of Córdoba and Urabá. Los Pepes carried out a bloody campaign fueled by vengeance in which more than 300 of Escobar's associates and relatives were slain and large amounts of his cartel's property were destroyed.

Members of the Search Bloc, and also of Colombian and United States intelligence agencies, in their efforts to find and punish Escobar, either colluded with Los Pepes or moonlighted as both Search Bloc and Los Pepes simultaneously. This coordination was allegedly conducted mainly through the sharing of intelligence in order to allow Los Pepes to bring down Escobar and his few remaining allies, but there are reports that some individual Search Bloc members directly participated in missions of the Los Pepes death squads.[24][page needed] One of the leaders of Los Pepes was Diego Murillo Bejarano (also known as "Don Berna"), a former Medellín Cartel associate who became a drug kingpin and eventually emerged as a leader of one of the most powerful factions within the AUC.

Death and aftermath

Members of Colonel Hugo Martínez's Search Bloc celebrate over Pablo Escobar's body on 2 December 1993. His death ended a 15-month search effort that cost hundreds of millions of dollars.
The war against Pablo Escobar ended on 2 December 1993, amid another of Escobar's attempts to elude the Search Bloc. Using radio triangulation technology, a Colombian electronic surveillance team, led by Brigadier Hugo Martínez,[27] found him hiding in a middle-class barrio in Medellín. With authorities closing in, a firefight with Escobar and his bodyguard, Alvaro de Jesús Agudelo (a.k.a. "El Limón"), ensued. The two fugitives attempted to escape by running across the roofs of adjoining houses to reach a back street, but both were shot and killed by Colombian National Police.[7] Escobar suffered gunshots to the leg and torso, and a fatal gunshot through the ear. It has never been proven who actually fired the final shot into his head, or determined whether this shot was made during the gunfight or as part of a possible execution, and there is wide speculation about the subject. Some of Escobar's relatives believe that he could have committed suicide.[8][28] His two brothers, Roberto Escobar and Fernando Sánchez Arellano, believe that he shot himself through the ears: "He committed suicide, he did not get killed. During all the years they went after him, he would say to me every day that if he was really cornered without a way out, he would shoot himself through the ears."[29]

Soon after Escobar's death and the subsequent fragmentation of the Medellín Cartel, the cocaine market became dominated by the rival Cali Cartel until the mid-1990s when its leaders, too, were either killed or captured by the Colombian government. The Robin Hood image that Escobar had cultivated maintained a lasting influence in Medellín. Many there, especially many of the city's poor whom Escobar had aided while he was alive, mourned his death. About 25,000 were present for his burial.[30]

Virginia Vallejo's testimony
See also: Virginia Vallejo, Alberto Santofimio, Alfonso López Michelsen, Ernesto Samper, and Álvaro Uribe
On 4 July 2006, Virginia Vallejo, a television anchorwoman who was romantically involved with Escobar from 1983 to 1987, offered to the Colombian Attorney General Mario Germán Iguarán Arana her testimony in the trial against former Senator Alberto Santofimio, accused of conspiracy in the 1989 assassination of presidential candidate Luis Carlos Galán. Iguarán acknowledged that, although Vallejo contacted his office on 4 July the judge had decided to close the trial on 9 July several weeks before the prospective closing date and, in Iguarán's opinion, "too soon".[31]

On 16 July 2006, Vallejo was taken to the United States in a special Drug Enforcement Administration flight.[32] According to the American Embassy in Bogotá, this was done for "safety and security reasons" because Vallejo's cooperation was needed in high-profile criminal cases.[33] On 24 July 2006, a video in which Vallejo accused former Senator Alberto Santofimio of instigating Escobar, in her presence, to eliminate presidential candidate Luis Carlos Galán was aired on Colombian television. In 2007, Vallejo published her book Amando a Pablo, odiando a Escobar[34] (Loving Pablo, Hating Escobar),[35] wherein she describes her relationship with the drug lord during the early years of the cocaine boom and his charity projects for the poor, when he was a deputy congressman. She gives her account of Escobar's relationship with Caribbean governments and dictators and his role in the birth of the M.A.S. (Death to Kidnappers) and Los Extraditables. Vallejo also gives her account of numerous incidents throughout Escobar's political and criminal career, such as the assassination of Justice Minister Rodrigo Lara in 1984, her lover's feud with the Cali Cartel, and the era of narcoterrorism that began after the couple's farewell in September 1987.

Role in the Palace of Justice siege
Among Escobar's biographers, only Vallejo has given a detailed explanation of his role in the 1985 Palace of Justice siege and the atrocities that took place before, during, and after that tragedy. The journalist stated that Escobar financed the operation, committed by the rebel M-19 group, but she blamed the army for the killings of the Supreme Court Justices and the M-19 members detained after the coup. In 2008, she was asked to testify in the reopened Palace case,[36] and in 2009 most of the events that she had described in her book and testimonial were confirmed by the Commission of Truth.[37] In 2010 and 2011, a high-ranking former colonel [38] and a former general [39] were sentenced to 30 and 35 years in prison for the forced disappearance of the detained after the siege.

In August 2009, Vallejo testified in the case of Luis Carlos Galán's assassination, which had also been reopened.[40] She also accused several politicians, including Colombian presidents Alfonso López Michelsen, Ernesto Samper, and Álvaro Uribe, of having links to the drug cartels. Uribe denied Vallejo's allegations.[41] On 3 June 2010, Vallejo was granted political asylum in the United States of America.

Personal life
In March 1976 at the age of 27, Escobar married Maria Victoria, who was 15 years old. Together they had two children: Juan Pablo (now Juan Sebastián Marroquín Santos) and Manuela. Escobar created and lived in a luxurious estate called Hacienda Nápoles and had planned to construct a Greek-style citadel near it. Construction of the citadel was started but never finished. After Pablo's death, the ranch, the zoo and the citadel were expropriated by the government and given to low-income families in the 1990s under a law called extinción de dominio (domain extinction). The property has been converted into a theme park surrounded by 4 luxury hotels overlooking the zoo and tropical park installation.[42]

Relatives
Escobar's widow, María Henao (now María Isabel Santos Caballero), son, Juan Pablo (now Juan Sebastián Marroquín Santos), and daughter, Manuela, fled Colombia in 1995 after failing to find a country that would grant them asylum.[43] Argentinian filmmaker Nicolas Entel's documentary Sins of My Father chronicles Marroquín's efforts to seek forgiveness from the sons of Rodrigo Lara, Colombia's justice minister in the early 1980s, who was assassinated in 1984, as well as from the sons of Luis Carlos Galán, the presidential candidate who was assassinated in 1989. The film was shown at the 2010 Sundance Film Festival and premiered in the US on HBO, in October 2010.[44]

Pablo Escobar's body was exhumed on 28 October 2006 at the request of some of their relatives, in order to take a DNA sample to confirm the alleged paternity of an illegitimate child and remove all doubt about the identity of the body that had been buried next to his parents for 12 years.[45] A video of the moment was broadcast by RCN, a fact that angered Escobar's son, Juan Sebastián Marroquín, who accused his uncle, Roberto Escobar Gaviria, and cousin, Nicolas Escobar, of being "merchants of death".[46]

In media and depiction
Books

Artist Fernando Botero, a native of Antioquia as was Escobar, portrayed Escobar's death in one of his paintings about the violence in Colombia.
Escobar has been the subject of several books, including the following:

McAleese, Peter (1993). No Mean Soldier. Cassell Pub.
News of a Kidnapping (1998), by Gabriel García Márquez,[47] details the series of abductions that Escobar masterminded to pressure the then-Colombian government into guaranteeing him non-extradition if he turned himself in.
Killing Pablo: The Hunt for the World's Greatest Outlaw (2001), by Mark Bowden,[48][49][50] relates how Escobar was killed and his cartel dismantled by US special forces and intelligence, the Colombian military, and Los Pepes, controlled by the Cali Cartel.
Escobar (2009) is a biography by Escobar's brother Robert.[51]
The Memory of Pablo Escobar (2009), by photographer James Mollison, tells Escobar's story using over 350 photographs and documents.[52]
Films and television[edit]
Escobar has also been the subject of numerous feature films, documentaries, and television shows, such as those listed below.

Films
Two major feature films on the Colombian drug lord, Escobar (2009) and Killing Pablo (2011), were announced in 2007,[53] around the same time. Details about them, and additional films about Escobar, are listed below.

In the film Clear and Present Danger (1994), the fictional character Ernesto Escobedo (portrayed by Miguel Sandoval) was based on Escobar[54]
Blow (2001), is a George Jung biopic featuring Escobar (portrayed by Cliff Curtis) as a supporting character.
The film, Pablo, Angel o Demonio (2008; English title: Pablo, Angel or demon) by Jorge Granier, explores the mixed legacy of a man hailed in the Barrio as a saint while despised elsewhere as a demon. It is the highest-grossing documentary of all time in Colombia.[citation needed]
Escobar (2009) was delayed because of producer Oliver Stone's involvement with the George W. Bush biopic W. (2008). The release date of Escobar remains unconfirmed.[when?].[55] Regarding the film, Stone said: "This is a great project about a fascinating man who took on the system. I think I have to thank Scarface, and maybe even Ari Gold."[56]
Killing Pablo (2011), in development for several years and directed by Joe Carnahan, is based on Mark Bowden's 2001 book of the same title, which in turn is based on his 31-part Philadelphia Inquirer series of articles on the subject.[49][50] The cast was reported to include Christian Bale as Major Steve Jacoby and Venezuelan actor Édgar Ramírez as Escobar.[57][58] In December 2008, Bob Yari, producer of Killing Pablo, filed for bankruptcy.[59]
Escobar: Paradise Lost (2014). Benicio del Toro played Escobar
The Infiltrator (2016), based on the autobiography of the same name by Robert Mazur, a federal customs and excise agent who helped bust Pablo Escobar's money-laundering organization by using his alias.
John Leguizamo is to portray Escobar in the upcoming biopic El Patron, based on a screenplay by Matthew Aldrich.[60]
Animal Planet aired a documentary called Drug Kingpin Hippos that featured Escobar, although the real subject was one of his illegally imported hippopotami that was running amok.
Television
In the HBO television series Entourage, actor Vincent Chase (played by Adrian Grenier) plays Escobar in a fictional film entitled Medellin.[when?]
In the NCIS episode "Deliverance" (2009), it is implied that NCIS Special Agent Leroy Jethro Gibbs killed a Colombian drug lord in 1992–93 and was wounded in Colombia. It is not mentioned if the drug lord was Escobar, but it is strongly implied that it was either the killing of Escobar, or a similar situation.
One of ESPN's 30 for 30 series films, The Two Escobars (2010), by directors Jeff and Michael Zimbalist, looks back at Colombia's World Cup run in 1994 and the relationship between sports and the country's criminal gangs — notably the Medellín narcotics cartel run by Escobar. The other Escobar in the film title refers to former Colombian National Team defender Andrés Escobar (no relation to Pablo), who was shot and killed one month after conceding an own goal that cost Colombia the 1994 FIFA World Cup.[61]
A Colombian television series, Escobar, el Patrón del Mal (2012), with Escobar as the central character, is based on the book La parábola de Pablo, by Alonso Salazar.
Caracol TV produced a television series, Pablo Escobar: El Patrón del Mal (Pablo Escobar, The Boss Of Evil), which began airing on 28 May 2012 and stars Andrés Parra as Pablo Escobar, Mauricio Mejía as a young Pablo Escobar, and Juan Pablo Franco as Gen. Miguel Maza Marquez.[62]
RTI Producciones produced a television series for RCN TV, Tres Caínes, which began on 4 March 2013 and stars Juan Pablo Franco as Pablo Escobar, but his character was crictized for looking like a stereotype.
The RCN TV Spanish-language telenovela series Tres Caínes (2013) tells the story of the brothers Castaño Gil, with Juan Pablo Franco portraying Pablo Escobar.
A Netflix original television series depicting the story of Escobar, titled Narcos, was released on 28 August 2015, starring Brazilian actor Wagner Moura as Pablo.
In the season three episode "I See You" of Breaking Bad, Walter, Jr. explains to his father that he is reading a book about the search for Escobar given to him by his uncle Hank.
Games
In the on-rails shooter game, Resident Evil: The Darkside Chronicles (2009), the main antagonist, Javier Hidalgo, seems to be based on Pablo Escobar. Both were drug lords, had a daughter called Manuela, possessed a personal militia, had a "mini" zoo of exotic animals (Escobar had a collection of African animals, and Javier had a "collection" of B.O.Ws (Bio Organic Weapons)), had the population under their control, and shared the same fate.
In the video game Scarface: The World Is Yours (2006), a random conversation with Tony Montana and a banker makes reference to Escobar, stating that Manuel Noriega stole Pablo's money and didn't pay the CIA their cut.
In the video games Grand Theft Auto: Vice City (2002) and Grand Theft Auto: Vice City Stories (2006), set in a fictional American city based on Miami, Florida, the international airport featured in both games is called 'Escobar International Airport'. This is most likely a satirical reference to the Colombian cocaine trade that saw a significant part of its success in Miami.

Music
The second album of the Mexican-American grindcore metal band Brujeria, Raza Odiada, includes a song called "El Patron", inspired by Escobar.
Gucci Mane's song "Pablo", on the album Diary of a Trap God, mentions Pablo Escobar.

Rapper Nas often refers to himself as "Nas Escobar" where he raps about selling drugs and about enjoying a lifestyle similar to Pablo Escobar's. This can be heard often on his mafioso rap sophomore album It Was Written (1996).
Brazilian-American band Soulfly included a song about Escobar in their album Enslaved (2012), titled "Plata o Plomo".
Soulja Boy's song "Pablo Escobar", featured in the project King Soulja 4, is a direct reference to Pablo Escobar.[citation needed]
Figg Panamera's song "Came to See Pablo" hints at Escobar in the lyrics and also features his image on the album cover.[citation needed]
Lil Wayne referenced Pablo Escobar in his remix of "Hot Niggas", on his Sorry For the Wait 2 mixtape, stating his favorite subject was P.E. (Pablo Escobar).
The track "Free Your Turntable and Your Scratch Will Follow", from the DJ Cam album Underground Vibes, references Pablo Escobar.[citation needed]
In 2010, ZORBA began Pablo Escobar tours in Medellín to cater to the hundreds of tourists who visit his grave each year.[citation needed]
Rapper The Game references Escobar in the song "El Chapo".
Underground hip hop group Group Home references Escobar in the song "Supa Star".
American rapper Pusha T referenced Pablo Escobar on the song "Untouchable".[citation needed]
There are also several narcocorridos (drug ballads) about Pablo Escobar; see list of songs about Pablo Escobar (Spanish).

Title of underground Los Angeles rapper Conejo's album "Colombian Cocaine" is a reference to Escobar. (21 May 2015)
Nigeria hiphop recording artist Olamide popularly know as Badoo reference Pablo Escobar in his new song titled "Abule Sowo".
Nigerian hip-hop recording artist Lil Kesh also made reference to Pablo Escobar in his album song "Cause Trouble" featuring Wale
The track "Unforgettable", from Hozay ft. Two Tungs in his album The Rhyme Cellar, references Pablo Escobar. [63]
References[edit]
Jump up ^ David Hutt (25 September 2014). "Heroes and Villains: Pablo Escobar".
^ Jump up to: a b "Pablo Escobar Gaviria – English Biography – Articles and Notes". ColombiaLink.com. Retrieved 2011-03-16.
Jump up ^ "Pablo Emilio Escobar 1949 – 1993 9 Billion USD – The business of crime – 5 'success' stories". Businessnews.za.msn.com. 2011-01-17. Retrieved 2011-03-16.
Jump up ^ "Pablo Escobar". celebritynetworth.com. February 2016.
Jump up ^ "10 facts reveal the absurdity of Pablo Escobar's wealth". businessinsider.com. February 2016.
^ Jump up to: a b Karl Penhaul (9 May 2003). "Drug kingpin's killer seeks Colombia office". The Boston Globe.
^ Jump up to: a b "Decline of the Medellín Cartel and the Rise of the Cali Mafia". U.S. Drug Enforcement Administration. Retrieved 2010-02-13.
^ Jump up to: a b "Familiares exhumaron cadáver de Pablo Escobar para verificar plenamente su identidad". El Tiempo.
Jump up ^ Marcela Grajales. "Pablo Escobar". Accents Magazine. Kean University. Retrieved 2010-02-13.
Jump up ^ "Escobar Seventh Richest Man in the World in 1990". Richest Person.org. Archived from the original on 2010-12-06. Retrieved 2010-02-13.
Jump up ^ Salazar, Alonso. "Pablo Escobar, h el patrón del mal (La parábola de Pablo)". Google Livres. Penguin Random House Grupo Editorial USA, 2012. Retrieved 11 February 2015.
Jump up ^ "Colombian Druglord Trying To Turn Wealth Into Respect". Orlando Sentinel. 10 March 1991. Retrieved 2011-03-16.
^ Jump up to: a b c Escobar, Roberto (2009). The Accountant's Story: Inside the Violent World of the Medellín Cartel. Grand Central Publishing.
Jump up ^ "Pablo Escobar – The Medellin Cartel". Medellintraveler.com. Retrieved 2011-03-16.
Jump up ^ "Amazing story of how Pablo Escobar came to be the richest crook in history". The Daily Record. 16 March 2009. Retrieved 2011-03-16.
Jump up ^ "The godfather of cocaine". Frontline. WGBH.
Jump up ^ "Así conocí a Pablo Escobar". Revista Semana. 12 May 2007.
Jump up ^ Jhon Jairo Velásquez (obtained 21 October 2014)
Jump up ^ "Cali Colombia nacional Pablo Escobar financió la toma del Palacio de Justicia Escobar financió toma del Palacio de Justicia". El Pais.
Jump up ^ "Farmer's son who bribed and murdered his way into drugs: Neither government forces nor other drug traffickers were interested in taking Pablo Escobar alive. Patrick Cockburn reports". The Independent. London. 3 December 1993.
Jump up ^ "Japan's Tsutsumi Still Tops Forbes' Richest List". Los Angeles Times. Associated Press. 10 July 1989. Retrieved 22 February 2012.
Jump up ^ Meade, Teresa A. (2008). A history of modern Latin America, 1800 – 2000. Oxford: Blackwell. p. 302. ISBN 1-4051-2050-9. Retrieved 6 October 2011.
Jump up ^ Davison, Phil. "The Road to Italy: In the Shadow of the Drug Barons". The Independent 20 May 1990. Lexis-Nexis Academic. 8 October 2009
^ Jump up to: a b Mark Bowden: (2001). Killing Pablo: The Hunt For The World's Greatest Outlaw. New York: Atlantic Monthly Press.
Jump up ^ Inter-American Commission on Human Rights – Chapter II: The Violence Phenomenon
Jump up ^ Treaster, Joseph B. (23 July 1992). "Colombian Drug Baron Escapes Luxurious Prison After Gunfight". The New York Times. p. 1. Retrieved 21 July 2011.
Jump up ^ Interview with Hugo Martinez – the man who 'got' Pablo Escobar D. Streatfeild. November 2000.[unreliable source?]
Jump up ^ Video of Escobar's exhumation on YouTube (Spanish)
Jump up ^ Kenneth Roberts. (2007). Zero Hour: Killing of the Cocaine King.
Jump up ^ Loving Pablo, Hating Escobar. Virginia Vallejo
Jump up ^ Colombian Attorney General on Virginia Vallejo’s offer to testify against Santofimio
Jump up ^ "Virginia Vallejo takes refuge in United States". Virginia Vallejo. reprinted and translated from Gonzalo Guillen (16 July 2006). "Virginia Vallejo". El Nuevo Herald.
Jump up ^ "Pablo Escobar's Ex-Lover Flees Colombia". Fox News.
Jump up ^ "Amando a Pablo, Odiando a Escobar".
Jump up ^ "Loving Pablo, Hating Escobar".
Jump up ^ Caracol Radio (27 August 2008). "Virginia Vallejo habla sobre el narcotráfico de los 80's en Colombia". Caracol Radio.
Jump up ^ Michael Evans (17 December 2009). "Truth Commission Blames Colombian State for Palace of Justice Tragedy". UNREDACTED.
Jump up ^ "Colombia ex-officer jailed after historic conviction". BBC News.
Jump up ^ "Colombian 1985 Supreme Court raid commander sentenced". BBC News.
Jump up ^ "Galan Slaying a State Crime, Colombian Prosecutors Say". Latin American Herald Tribune.
Jump up ^ Romero, Simon (3 October 2007). "Colombian Leader Disputes Claim of Tie to Cocaine Kingpin". The New York Times. p. 1.
Jump up ^ Ceaser, Mike (2 June 2008). "At home on Pablo Escobar's ranch". BBC News. Retrieved 13 February 2010.
Jump up ^ "Drug lord's wife and son arrested". BBC News. 17 November 1999. Retrieved 13 February 2010.
Jump up ^ "Drug lord's son seeks forgiveness". CNN. 12 December 2009. Retrieved 13 February 2010.
Jump up ^ "Familiares exhumaron cadáver de Pablo Escobar para verificar plenamente su identidad". El Tiempo (in Spanish). Retrieved 10 January 2016.
Jump up ^ "La exhumación de Pablo" (in Spanish). Semana. Retrieved 10 January 2016.
Jump up ^ Gabriel García Márquez (1998). News of a Kidnapping (English translation). Penguin. p. 304. ISBN 9780140269444.
Jump up ^ Bowden, Mark (2002). Killing Pablo: The Hunt for the World's Greatest Outlaw. Penguin Pub.
^ Jump up to: a b "What is actor Christian Bale doing next?". Journal Now. 25 December 2008. Retrieved 17 January 2009.
^ Jump up to: a b McNary, Dave (1 October 2007). "Yari fast-tracking Escobar biopic". Variety. Retrieved 29 November 2007.
Jump up ^ Escobar, Roberto (2009). ESCOBAR. Hodder & Stoughton.
Jump up ^ Mollison, James. The Memory of Pablo Escobar (First ed.). Chris Boot. ISBN 978-1905712069.
Jump up ^ "Weekly Screengrab: Sparring Partners". TribecaFilmFestival.org. 1 October 2007.
Jump up ^ "Clear and Present Danger (1994)". IMDb.[unreliable source?]
Jump up ^ "No Bardem for Killing Pablo". WhatCulture. Retrieved 27 July 2013.
Jump up ^ Fleming, Michael (8 October 2007). "Stone to produce another 'Escobar'". Variety. Retrieved 28 November 2007.
Jump up ^ "Venezuelan actor Edgar Ramirez to Play PABLO ESCOBAR". Poor But Happy.
Jump up ^ Faraci, Devin (14 August 2008). "Joe Carnahan Is Going to Be Killing a New Pablo, and We Know Who It Is". Chud.
Jump up ^ Fleming, Michael (2008-12-12). "Bob Yari crashes into Chapter 11". Variety.
Jump up ^ "El Patron (2017)". IMDb. 12 September 2015.[unreliable source?]
Jump up ^ "The Two Escobars". the2escobars.com.
Jump up ^ "Escobar: El Patron del Mal". IMDb. 2012.[unreliable source?]
Jump up ^ https://www.hozay.bandcamp.com/track/unforgettable-ft-two-tungs
External links[edit]
Wikimedia Commons has media related to Pablo Escobar.
"The Abandoned House of Pablo Escobar". noaccess.eu.
"A Pablo Escobar Timeline". wikitimelines.org.
Narcos' Pablo Escobar true story TV series on Netflix



Pablo Escobar
Para otros usos de este término, véase Pablo Escobar (desambiguación).
Pablo Emilio Escobar Gaviria
Pablo Escobar Mug.jpg
Pablo Escobar detenido en 1977.
Nombre real Pablo Emilio Escobar Gaviria
Nacimiento 1 de diciembre de 1949
Rionegro, Antioquia
Colombia Bandera de Colombia
Fallecimiento 2 de diciembre de 1993 (44 años).
Medellín, Antioquia
Colombia Bandera de Colombia
Alias El Patrón,1
El Capo,2
El Duro,3
El Zar de la Cocaína,4
El Patrón del Mal
Cargo(s) criminal(es) Narcotráfico
Homicidio
Terrorismo
Secuestro
Extorsión
Lavado de dinero
Ocupación Narcotraficante y político
Cónyuge María Victoria Henao Vallejo
Padres Hermilda de los Dolores Gaviria Berrío y Abel de Jesús Escobar Echeverri
Hijos Juan Pablo Escobar
Manuela Escobar

Pablo Emilio Escobar Gaviria (Rionegro, 1 de diciembre de 1949 - Medellín, 2 de diciembre de 1993) fue un reconocido narcotraficante colombiano, Fundador, Máximo líder del Cartel de Medellín.

Nacido de una familia humilde del campo antioqueño, Escobar demostró habilidad para los negocios desde muy pequeño. Inició su vida delictiva a finales de los sesenta en el contrabando, y a comienzos de la década de los setenta, se involucró en la producción y comercialización de marihuana y cocaína al exterior. Tras formar alianzas con Gonzalo Rodríguez Gacha, Carlos Lehder y Jorge Luis Ochoa, Escobar fundó el Cartel de Medellín, organización que en su auge, monopolizó el negocio de la cocaina desde su producción hasta su consumo, controlando mas del 80% de la producción mundial de dicha droga y del 75% del mercado ilícito de la misma en Estados Unidos.5 Durante esta década logró consolidar, su organización criminal y acumuló gran parte de su fortuna, que rodeó la cifra de entre 25 000 a 30 000 millones de dólares, lo que lo consagró como el uno de los los hombres más ricos del mundo por la revista Forbes durante siete años consecutivos.5 6 7

Para excusar su inmensurable capital, a comienzos de los ochenta Escobar trató de pulir su imagen a través de la realización de obras de caridad para los desprotegidos y con una breve incursión en la política, ocupando un escaño como representante a la cámara en el Congreso Nacional en 1982. Sin embargo en 1983, tras diversas publicaciones del diario El Espectador y con la acusación directa del ministro de justicia Rodrigo Lara Bonilla, pierde su escaño y es acusado públicamente por sus negocios ilegales; meses después, Lara Bonilla y Guillermo Cano, director del El Espectador, son asesinados por órdenes de Escobar.

Para 1985, el narcotráfico ya estaba en auge y así mismo, los carteles presentes en Colombia, lo que desató una guerra contra el gobierno, cuya cabeza en ese entonces, Belisario Betancur, dispuso a combatirla con el uso de la extradición de narcotraficantes a Estados Unidos. Tras sendos intentos de negociación y múltiples secuestros y asesinatos selectivos de jueces y funcionarios públicos, en 1989, el Cartel de Medellín con Escobar al mando declaró la guerra total contra el Estado.8 9 Organizó y financió una extensa red de sicarios, fieles a su mando, que asesinó a personalidades clave para la institucionalidad nacional y perpetró actos terroristas indiscriminados con el empleo de carros bomba en las principales ciudades del país que desestabilizó al país, puso al establecimiento «de rodillas», y que lo convirtió en el criminal más buscado a comienzos de los años noventa.10 11 Fue responsable del asesinato de 657 policías entre 1989 y 1993,[cita requerida] y de feroces enfrentamientos contra el Cartel de Cali, los paramilitares del Magdalena Medio y finalmente Los Pepes.

Luego de la consumación de la Asamblea Nacional Constituyente en 1991, que le dio a Colombia una nueva constitución y la prohibión de la extradición de nacionales a Estados Unidos, Escobar decidió someterse a la justicia con la condición de ser recluido en La Catedral, una ostentosa cárcel ubicada en sus terrenos. Tras demostrarse que aún seguía delinquiendo tras las rejas, el Gobierno quiso capturarlo, por lo cual Escobar se dio a la fuga, saliendo fácilmente por la parte trasera de la prisión, lo que significó uno de los episodios más vergonzosos para la autoridad penitenciaria del país. Tras su escape, el gobierno conformó el denominado Bloque de Búsqueda para recapturarlo y tras diecisiete meses de intenso rastreo, cayó baleado en un tejado de un exclusivo sector de Medellín a los 44 años de edad.


Medellín, la segunda ciudad más grande de Colombia; lugar donde Escobar creció e inició su carrera delictiva.
Fue el tercero de un hogar de siete hijos, sus padres fueron Abel de Jesús Escobar Echeverri, campesino agricultor, y Hermilda de los Dolores Gaviria Berrío, maestra de escuela. Sus hermanos en orden de nacimiento fueron: Roberto de Jesús, alias El Osito, Gloria Inés, Argemiro, Alba Marina, Luz María y Luis Fernando (el menor, nacido en 1958 y asesinado a los 19 años en 1977). Su abuelo materno, Roberto Gaviria Cobaleda, ya le había precedido en actividades ilegales, ya que fue un renombrado contrabandista de Whisky en épocas en que este era ilegal (principios del siglo XX). El mencionado Roberto Gaviria fue también el abuelo del abogado y político colombiano José Obdulio Gaviria, exasesor presidencial de Álvaro Uribe Vélez.12 En una entrevista concedida a la televisión nacional del entonces (años 80), Pablo Escobar manifestaba sobre sus orígenes lo siguiente:

Pues mi familia no tuvo unos recursos económicos importantes y vivimos dificultades como las que vive la mayoría del pueblo colombiano, entonces no somos ajenos a esos problemas, los conocemos profundamente y los entendemos.
Pablo Escobar
Sin embargo, sus antepasados y sus familiares más inmediatos se destacaron como políticos, empresarios, ganaderos y figuras de la élite antioqueña,13 por lo cual sus tan difundidos «orígenes populares» no corresponderían a la realidad. Entre su extensa parentela podemos mencionar a Isabel Gaviria Duque, primera dama de la Nación, esposa de Carlos E. Restrepo, quien fue presidente de Colombia entre 1910 y 1914. El padrino de bautismo de Pablo Escobar fue el reconocido diplomático e intelectual colombiano Joaquín Vallejo Arbeláez. En la parroquia de Rionegro reposa su partida que dice:

En la parroquia de San Nicolás de Rionegro, a cuatro de diciembre de mil novecientos cuarenta y nueve, el Pbro. Juan M. Gómez, bautizó a un niño que nació el primero del presente, a quien puso el nombre de PABLO EMILIO, hijo legítimo de Abel de Jesús Escobar y Hermilda Gaviria, vecinos de esta parroquia. Abuelos paternos: Pablo Emilio Escobar y Sara María Echeverri. Abuelos maternos: Roberto Gaviria e Inés Berrío. Padrinos: Joaquín Vallejo y Nelly Mejía de Vallejo, a quienes se advirtió el parentesco espiritual y sus obligaciones. Doy fe. Agustín Gómez. Cura. NOTA MARGINAL DE CONFIRMACIÓN. Confirmado en la Basílica Menor por el Excmo. Sr. Alfonso Uribe Jaramillo, el veintiuno de octubre de mil novecientos cincuenta y dos. Padrino: Gustavo Gaviria. Doy fe. Juan M. Gómez, Pbro. NOTA MARGINAL DE MATRIMONIO. Casose en Palmira, Valle, parroquia de La Stma. Trinidad, el veintinueve de marzo de mil novecientos setenta y seis. Testigos: Alfonso Hurtado y Dolores de Vallejo. Se casó con Victoria E. Henao. Doy fe. Mons. Samuel Álvarez Botero».14
Infancia y juventud
Según testimonio de su madre, Escobar empezó a mostrar perspicacia y astucia ya en la escuela primaria; y en los inicios de la secundaria, se hizo evidente otra de sus cualidades, su liderazgo sobre sus compañeros. Escobar y su primo Gustavo Gaviria Rivero hacían pequeños «negocios» en el liceo Lucrecio Jaramillo Vélez, donde ambos estudiaban. Hacían rifas, intercambiaban cómics, vendían exámenes y prestaban dinero a bajo interés. De esta manera, Pablo Escobar empezó a desarrollar su «habilidad» para los negocios y el comercio.

En 1969 terminó el bachillerato en el mencionado Liceo, entonces fue admitido para cursar estudios en la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma Latinoamericana de Medellín en la que estudiaban varios de sus primos Gaviria, entre esos José Obdulio, pero finalmente optó por retirarse ya que prefirió dedicarse a sus «negocios» personales.

Matrimonio e hijos
Su esposa fue Victoria Eugenia Henao Vallejo, La Tata, con quien se casó cuando esta tenía quince años en 1976. De dicha unión nacieron sus dos únicos hijos: Juan Pablo Escobar Henao el 24 de febrero de 1977 y Manuela Escobar Henao el 24 de mayo de 1984. Gloria Gaviria Flores, quien fue su prima consentida, fue la madrina de la boda junto con Carlos Fersch, el mejor amigo del Cartel del Sur. Ella manifiesta que:

Pablo mucho antes de morir me decía que quería que su hijo y el mío deberían ser los dueños del imperio, puesto que él no quería que su imperio acabara.
Carlos Fersch
Gloria en la actualidad vive en Bogotá y paga casa por cárcel, la patria potestad de su hijo menor la tiene su abuela, lo último que se supo del joven es que vive en Antioquia, Colombia, junto a su abuela. Los hijos del patrón, Juan Pablo y Manuela Escobar Henao, después de la muerte de Escobar salieron de su país, pero fueron devueltos a su llegada a Estados Unidos, corriendo con la misma suerte en Alemania. Finalmente se instalaron en Buenos Aires, donde tuvieron varios problemas legales que después lograron resolver. Por razones de seguridad, y para alejar el estigma de tener el apellido de Escobar, sus nombres y apellidos fueron cambiados por las autoridades colombianas antes de que salieran de ese país. Así, Victoria pasó a llamarse María Isabel Santos Caballero, Juan Pablo es ahora Juan Sebastián Marroquín Santos y Manuela se llama Juana Manuela Marroquín Santos, identidades que fueron recientemente reveladas por su propia voluntad.

En 1974, Pablo Escobar mantuvo una relación con una costarricense de la cual le nació un hijo, que nació en San José de Costa Rica y fue criado por su madre en el barrio de Desamparados. En 1978, gracias a una prueba de ADN, se ratificó que Escobar era el padre biológico del niño. En 1985, cuando el niño tenía 10 años de edad, su madre se lo llevó a Estados Unidos, alejado de Escobar. En 2009, el joven reveló a la prensa en Colombia que es hijo de Pablo Escobar. Se hace llamar Pablo Escobar Jr. y es cantante de hip hop y actor: apareció en la serie El Cartel de los Sapos y en la telenovela El rostro de Analía.

El 11 de diciembre de 2009, su hijo Juan Sebastián presentó el documental biográfico Pecados de mi padre, en el que pide perdón a las familias víctimas de la violencia del narcotráfico.15

El 8 de noviembre de 2006, un día después de la muerte de su madre Hermilda, el cadáver de Escobar fue exhumado por orden de Nicolás Escobar, sobrino de Pablo e hijo de Roberto Escobar Gaviria, alias El Osito. Sebastián Marroquín acusó a su primo de haber vendido las imágenes de la exhumación a la televisión (estas fueron transmitidas en directo)16 y de lucrarse con la memoria del asesino. La disputa familiar se hizo más profunda tras conocerse que Nicolás se quedó con tres dientes y un pedazo del bigote que aún quedaba en la osamenta, aunque él alega que las conservó para realizar pruebas de ADN que resolverían los reclamos de paternidad de dos supuestos hijos del narcotraficante.17

Carrera delictiva
Véase también: Cronología del Cartel de Medellín
Los comienzos de Escobar en el crimen organizado se dieron lenta pero inexorablemente y a lo largo de su carrera criminal, se sirvió de una extraña mezcla de violencia, sangre, paternalismo y filantropía para lograr sus fines.18 Mientras, por un lado, eliminaba sin piedad a sus competidores, ordenaba asesinatos, estimulaba intrigas o conspiraba contra figuras influyentes de la política o el Gobierno, por el otro, regalaba sándwiches a los mendigos, erigía casas para los pobres de Medellín o construía campos de fútbol para los niños de los suburbios,19 lo que le proporcionaba un fuerte apoyo popular en los barrios más pobres de la ciudad.


Tranquilandia era el principal centro de producción de cocaína del Cartel de Medellín localizado en Caquetá. Contaba con 19 laboratorios de procesamiento, abundante agua dulce (del río Yarí), un sistema eléctrico independiente, dormitorios y una pista para aterrizaje. El complejo fue destruido en 1984 por la Policía Nacional y la DEA incautando cerca de 14 toneladas de droga, avaluada en 1 200 millones de dólares.20
Escobar comenzó su carrera delictiva con pequeños timos, hurtos y trabajando para el rey del contrabando en Colombia Alfredo Gómez López El Padrino.21 Al contrario de lo que se decía, no tuvo un negocio de bicicletas ni robó lápidas para revenderlas, ya que era profundamente creyente desde muy pequeño, al igual que su familia. Años más adelante construiría varias iglesias, campos de fútbol y reconstruiría la ciudad con los ingresos derivados del tráfico de cocaína.22 A medida que fue creciendo se involucró en el hurto de automóviles en las calles de Medellín,23 y pronto pasó a dedicarse al tráfico de marihuana hacia los Estados Unidos. Se le involucró igualmente en el secuestro y asesinato del industrial Diego Echavarría Misas en 1971,24 y del capo del narcotráfico Fabio Restrepo en 1975.25 Primero actuaba como intermediario que compraba la pasta de coca en Colombia, Bolivia y Perú,26 para posteriormente revenderla a los traficantes encargados de llevarla a Estados Unidos. En la década de 1970 se convirtió en una pieza clave del tráfico internacional de cocaína, asociado con Gonzalo Rodríguez Gacha, Carlos Lehder, Jorge Luis Ochoa y sus hermanos Fabio y Juan David, fundó y lideró el denominado Cártel de Medellín que se hizo con el control de pistas, rutas, laboratorios y monopolizó el comercio ilegal desde la producción hasta el consumo. En 1978 fue detenido por tráfico de estupefacientes pero el proceso prescribió y quedó en libertad meses después de su detención. No obstante, el proceso fue reabierto por la jueza Mariela Espinosa, quien también desistió de la investigación por amenazas contra su vida.27 Espinosa fue asesinada años después por orden de Escobar.

Posteriormente llegaría a ser catalogado como el séptimo hombre más rico del mundo según la revista Forbes cosa que su hijo negaría años después.28 Fue dueño de una de las haciendas más extensas de Colombia, llamada Hacienda Nápoles, que se convirtió en su centro de operaciones.

Pablo Escobar estaba entre los multimillonarios del mundo por su inmensa fortuna invertida en edificios, viviendas, automóviles y haciendas.29 En la Hacienda Nápoles reunió más de 200 especies de animales exóticos para la región, como hipopótamos, jirafas, elefantes, cebras y avestruces, todos ingresados al país como fruto del soborno a las autoridades aduaneras, lo que no impidió la difusión televisiva del inmueble en un reportaje propagandístico. Era aficionado a los automóviles lujosos y, después del atentado perpetrado por sus enemigos del Cártel de Cali, se encontraron más de 40 autos deportivos en el aparcamiento del edificio Mónaco en Medellín, donde vivía parte de su familia. Es difícil calcular la totalidad de sus bienes raíces como edificios, oficinas, fincas, locales comerciales y casas, pero algunos datos hablan de más de 500 predios de su propiedad. También poseía helicópteros, motocicletas, lanchas y varias avionetas para transportar la droga a través de la difícil geografía colombiana.

De acuerdo con documentos de la DEA el Cartel de Medellín fundó en 1981 el grupo Muerte a Secuestradores (MAS) como respuesta a los secuestros y acciones guerrilleras en su contra, este grupo está relacionado también, tras la muerte de Pablo Escobar, con Carlos Castaño y su hermano Fidel conocidos comandantes paramilitares.

Actividades políticas
A fines de los años 1970 (o a principios de la década siguiente) comprendió que debía crear una «pantalla» a fin de proteger su lucrativo comercio de drogas. Comenzó a cultivar una imagen de hombre respetable, a contactarse con políticos, financieros, abogados, etc. Sin saberse con certeza de sus verdaderas intenciones, Pablo Escobar construyó muchas obras benéficas para los pobres, entre ellas 50 campos de fútbol, o un barrio entero llamado Medellín sin Tugurios ―también llamado barrio Pablo Escobar―.

Impuso la «ley de plata o plomo», por la que muchos miembros del Gobierno, policía y militares colombianos o aceptaban la "plata" (dinero) o les caía una lluvia de "plomo" (eran asesinados a balazos).

Se ganó, mediante la extorsión, el apoyo que lo llevaría a ser electo como suplente al senado por el movimiento Alternativa Liberal, después de haber sido expulsado junto con Jairo Ortega Ramírez, del Nuevo Liberalismo fundado por Luis Carlos Galán. Fue invitado en 1982 a la toma de posesión de Felipe González, el tercer presidente de la España democrática, por el empresario español Enrique Sarasola, quien tenía importantes negocios en Medellín.

De esta forma, en su mejor momento logró acumular gran influencia en múltiples estamentos legales, civiles, económicos, religiosos y sociales de Medellín, de Antioquia y del país.

Pero su pantalla empezó a derrumbarse en 1983, cuando el periódico El Espectador publicó una serie de notas editoriales escritas por su director Guillermo Cano Isaza que revelaban lo que realmente se ocultaba detrás de Pablo Escobar. El Congreso, que en un principio mostró una actitud vacilante, suprimió su inmunidad parlamentaria, y se abrió el camino para que las autoridades empezaran a perseguirlo. Por su parte el Ministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla lideró igualmente una investigación contra Escobar al comprobarse la presencia de dinero de dudosa procedencia en la política y en los equipos de fútbol nacionales.

La guerra del narcoterrorismo
Artículos principales: Guerra contra el narcotráfico en Colombia y Conflicto armado en Colombia.

Escobar fue acusado por varios medios de comunicación de haber patrocinado la Toma del Palacio de Justicia en Bogotá en 1985, que acabó con la vida de toda la Corte y que resultó en la destrucción del Palacio.
Las investigaciones de Rodrigo Lara Bonilla, junto con el coronel de la policía, Jaime Ramírez Gómez, prueban la vinculación de Escobar en el narcotráfico cuando el capo le había dado al ministro un ultimátum de demostrar sus acusaciones o en su defecto lo acusaría de calumnia y difamación. Escobar junto con Ortega atacan al ministro mostrando un cheque, al parecer falso, del narcotraficante Evaristo Porras financiando la campaña de Lara al senado pero el ministro niega tal vínculo y logra desacreditar a Escobar mostrando públicamente un documental del canal estadounidense ABC sobre el capo mientras que Ramírez encabezaba un operativo que desmanteló Tranquilandia, un gigantesco complejo de laboratorios para el proceso de cocaína perteneciente al Cartel ubicado en cercanías al río Yarí en la entonces comisaría del Guaviare. Por tanto, Escobar pierde su escaño y su visa a Estados Unidos es cancelada y públicamente Escobar renuncia a la política.

El 30 de abril de 1984 Lara es asesinado por órdenes de Escobar dando inicio a un período que ha pasado a la historia como el «narcoterrorismo». Tras dicho hecho el presidente Belisario Betancur, antes opuesto a la extradición de colombianos, decide autorizarla desencadenando una serie de operativos por parte de la policía para capturar a los miembros del Cartel de Medellín. Con este marco legal del Estatuto de Estupefacientes, Betancur inició la primera gran guerra contra el narcotráfico; se dispone del embargo y del secuestro de bienes y del aumento de penas y multas para delitos asociados al tráfico de drogas, pasando estos al conocimiento de la Justicia Penal Militar. Los principales cabecillas del Cartel debieron refugiarse en Panamá e intentaron en mayo de 1984 en medio de los llamados Diálogos de Panamá con el expresidente Alfonso López Michelsen en un último intento de acercamiento al Estado. Su fracaso se debió a que los diálogos se habían filtrado a la prensa. Meses después regresarían clandestinamente al país y la guerra total sería cuestión de tiempo.30

Un año después del asesinato de Lara Bonilla, pese a los anuncios del Gobierno de combatirlos, los narcotraficantes del cartel de Medellín renombrados ahora como Los Extraditables, permanecían impunes expandiendo su aparato criminal por amplias zonas del país y abriendo nuevas rutas de tráfico de cocaína por Nicaragua y Cuba. Todo ello en connivencia con algunos sectores de la fuerza pública, comprados a base de dinero y terror.

En noviembre de 1984 «los Extraditables» hicieron estallar un carro-bomba frente a la embajada norteamericana en la capital colombiana matando a una persona y en junio de 1985 ordenaron la muerte del juez Tulio Manuel Castro Gil, encargado de investigar el crimen de Lara Bonilla. Escobar, ambiguo en sus relaciones con la guerrilla, luego del episodio del MAS, se acercó al M-19 por intermedio del comandante Iván Marino Ospina y de algún modo se cree que estuvo al tanto de los hechos que se iban a desarrollar en el Palacio de Justicia ofreciendo apoyo económico para la operación; si bien los hechos no están dilucidados del todo. En cualquier caso las relaciones fueron bastante cercanas y motivaron cierto alejamiento de la cúpula del M-19 con Ospina y la operación en el Palacio de Justicia fue autorizada por su sucesor Alvaro Fayad.

La campaña de terror continua contra sus enemigos en el Gobierno y los que apoyaran el tratado de extradición, hecho efectivo en enero de 1985 con el envío de los primeros capturados a Estados Unidos por medio del recién posesionado Ministro de Justicia Enrique Parejo González en reemplazo del asesinado Lara, y todos los que denunciaran sus negocios y redes mafiosas: «los Extraditables» asesinaron en febrero de 1986 en Baton Rouge, Luisiana, al piloto y testigo ante la justicia norteamericana Barry Seal, en julio al magistrado Hernando Baquero Borda, ponente del Tratado de Extradición en 1980, y al periodista de El Espectador (Bogotá) Roberto Camacho Prada, y el 18 de agosto ya posesionado el nuevo presidente de Colombia Virgilio Barco Vargas, al capitán de la policía antinarcóticos Luis Alfredo Macana. Además, demostrarían su poder de corrupción cuando evitaron que Jorge Luis Ochoa y Gilberto Rodríguez Orejuela capturados en España y ambos reconocidos narcotraficantes, fueran extraditados a Estados Unidos y más bien fueran deportados a Colombia donde pagaron irrisorias penas de cárcel. Hasta ese momento los principales grupos exportadores de droga del país mantenían generalmente buenas relaciones entre si, aunque la atención de las autoridades se centraba esencialmente sobre los violentos cabecillas de Medellín, que controlaban hasta un 90 % del lucrativo negocio. Y a pesar de que los jefes de Cali optaron principalmente por la corrupción y por la infiltración dentro de las instituciones como medio de lidiar con el Estado, en septiembre de 1986 ordenaron el crimen del periodista del Diario Occidente, Raúl Echavarría Barrientos.30

Guerra de cárteles

La cocaína enviada por el Cartel de Medellín a Estados Unidos era empacada en bloques e ingresaba oculta entre partes de maquinaria, autos, submarinos, botes y hasta en las llantas de las avionetas procedentes de Colombia. Hasta 15 toneladas de esta droga ingresaban al país del norte cada día.5
Luego del ascenso a la presidencia de Barco Vargas, en septiembre de 1986 sicarios motorizados mataron al juez Gustavo Zuluaga Serna ―encargado de investigar la muerte de dos agentes del DAS, que en 1978 habían arrestado a Escobar por posesión y tráfico de estupefacientes―. En octubre de 1986, mataron al coronel de la policía antinarcóticos, Jaime Ramírez Gómez. El 17 de diciembre de 1986 mataron a Guillermo Cano ―director del diario El Espectador―. En enero de 1987, sicarios de Escobar perpetraron un atentado terrorista en Budapest (Hungría), contra Parejo González, exministro de Justicia y por entonces embajador de Colombia en ese país.

Se cree que Escobar fue quien provocó la captura y extradición a los Estados Unidos de Lehder el 4 de febrero de 1987. Escobar y el resto de la cúpula teniendo conciencia del peligro que la extradición representaba a sus intereses y decididos a combatirla, robustecieron su aparato militar y económico, y se dieron a la tarea de recaudar entre todos los narcotraficantes cuantiosos recursos, incluso entre los que no hacían parte de su grupo, para poder financiar el previsible escalamiento de violencia. La ambición de Escobar por dominar la situación motivaron una primera purga dentro de la organización, entre ellos Pablo Correa Arroyave, y el secuestro de varios traficantes del Valle, todo ello a través de un fallido intercambio de favores entre Escobar y Gilberto Rodríguez. Tras la negativa de Rodríguez a entregar a Piña, uno de sus hombres, Escobar ordena el secuestro de Piña y su asesinato a manos del Negro Pabón, uno de sus lugartenientes. Dicho asesinato y el temor de los hermanos Rodríguez Orejuela, de Helmer Pacho Herrera y de José Santacruz Londoño de ser las próximas víctimas, motivó el rompimiento entre ambos carteles. La captura en noviembre de 1987 de Jorge Luis Ochoa en Buga (Valle), fue vista como producto de una delación de los traficantes de Cali.

La posible extradición de Escobar reactivó la ofensiva contra el Estado. Pocos días después el político y candidato a la alcaldía de Medellín Juan Gómez Martínez, se salvó de un intento de secuestro reivindicado por Los Extraditables. Y si bien Ochoa fue liberado impunemente amparado en el derecho de hábeas corpus un mes después, la confrontación no se detuvo. En los primeros días de enero de 1987, el Gobierno ―humillado públicamente― dio órdenes de extradición contra los principales miembros de la organización. En esos días, sicarios de Escobar perpetraron un atentado terrorista contra Pacho Herrera, quien solo salió herido. El 13 de enero, Pacho Herrera hizo dinamitar el Edificio Mónaco, donde vivía Escobar con su familia. Se intensificó la sangrienta guerra de sicarios entre ambos carteles. Estallaron varias bombas en las farmacias de la cadena Drogas La Rebaja, propiedad de los Rodríguez Orejuela.

El 16 de enero de 1988, sicarios de Escobar secuestraron a Andrés Pastrana ―candidato a la alcaldía de Bogotá y más tarde Presidente de la República― y lo mantuvieron varios días oculto en una finca cerca de Rionegro. El 25 de enero de 1988 secuestraron a Carlos Mauro Hoyos ―Procurador General de la Nación (Jefe de Fiscales)―, en el momento que éste se dirigía al aeropuerto de Rionegro (Antioquia). Ese mismo día, la policía de Rionegro liberó a Pastrana, y como represalia Popeye mató a balazos a Carlos Hoyos (48), que llevaba diez horas secuestrado. En marzo de 1988, varios cientos de uniformados cayeron sobre la finca El Bizcocho ―propiedad de Escobar―, pero este fue avisado a último momento y escapó.30

Ofensiva de 1989 y negociaciones

Miguel Maza Márquez, director del Departamento Administrativo de Seguridad —DAS— se convirtió en objetivo del Cartel de Medellín pues quería impulsar un tratado de extradición con Estados Unidos. Con el objetivo de darle muerte, Escobar dió la orden de atentar contra las instalaciones del DAS el 6 de diciembre de 1989 con un autobus-bomba cargado con media tonelada de dinamita. La detonación destruyó completamente el edificio y otras construcciones aledañas, sacudió buena parte de la ciudad, mató a 70 funcionarios e hirió a más de 600 personas. Maza Márquez ni siquiera se encontraba en el edificio, por lo que resultó ileso. En la imagen, rescatistas buscando sobrevivientes entre los escombros tras la explosión.
A partir de julio de 1988, el secretario general de la Presidencia, Germán Montoya había entrado en conversaciones con los líderes de Los Extraditables. Subsecuentes declaraciones del Gobierno fueron interpretadas por los narcotraficantes como una invitación al diálogo, por lo que el 15 de septiembre siguiente, estos respondieron con una carta a la administración Barco, e hicieron llegar a Montoya un proyecto de ley de indulto y un plan de desmovilización. Sin embargo, ante la intransigencia de los Estados Unidos, renuente a la posibilidad de dialogar con los narcos, se dilataron las conversaciones y al final se las presentó como iniciativa personal del intermediario, desligando al primer mandatario de ellas.

Como una reacción a este diálogo sin resultados, el cartel encabezado por Escobar y Rodríguez Gacha, inició una cadena de asesinatos de jueces, de funcionarios del Gobierno y de personajes de la vida pública. En marzo de 1989, Los Extraditables mataron a Héctor Giraldo Gálvez ―apoderado del caso Lara en reemplazo de Castro Gil―, y dos meses después dinamitaron la sede de la televisora Mundo Visión. Tras el intento de asesinato contra el jefe del DAS, general Miguel Maza Márquez el 30 de mayo de 1989 en Bogotá, utilizando una poderosa carga explosiva que liquidó a 7, el terrorismo se enseñoreó del país. El 4 de julio de 1989, en Medellín, en un atentado dirigido al coronel Valdemar Franklin Quintero, murió el gobernador de Antioquia, Antonio Roldán Betancur, junto a cinco de sus acompañantes. El 28 de julio de 1989, sicarios de Escobar asesinaron a la jueza María Helena Díaz ―sustituta de Espinoza― y a sus dos escoltas.

El 16 de agosto de 1989 sicarios de Escobar mataron al juez del tribunal superior de Cundinamarca, Carlos Ernesto Valencia, y el 18 de agosto en Medellín al coronel Quintero, acribillado a traición con decenas de impactos de bala. Aunque la noticia del crimen ocurrido en las horas de la mañana fue opacada, cuando en la noche durante un mitin político en Soacha, varias decenas de pistoleros al servicio de Rodríguez Gacha se infiltraron en la manifestación y dieron muerte al precandidato presidencial por el partido liberal, Luis Carlos Galán, enemigo acérrimo de los narcotraficantes y partidario de permitir la extradición de los narcotraficantes a Estados Unidos, que era el que tenía más posibilidades de alcanzar la presidencia de la nación. En este asesinato también se involucra al político Alberto Santofimio Botero (1942) ―que en 2006 se demostró que había sido coautor intelectual del hecho―.30 31

Como consecuencia del asesinato de Galán, los diálogos se interrumpieron del todo y el presidente declaró la guerra al narcotráfico de la misma manera que lo había hecho Betancur cinco años atrás. Con el decreto 1830 del 19 de agosto de 1989, Barco estableció la extradición por vía administrativa, sin contar con el fallo de la Corte Suprema de Justicia; con el decreto 1863 autorizó a los jueces militares a practicar registros donde se presumía o existían indicios de personas u objetos relacionados con algún delito; con el decreto 1856 ordenó la confiscación de todos los bienes muebles e inmuebles de los narcotraficantes; y con el decreto 1859 autorizó la detención en condiciones de absoluta incomunicación y por un tiempo que excedía las normas constitucionales, de personas de las que se tuvieran graves indicios de haber cometido delitos contra la existencia y seguridad del Estado. Además se dispuso la creación del Grupo Élite con 500 hombres, esencialmente dirigido a cazar a los cabecillas terroristas y lo puso al mando del coronel Hugo Martínez Poveda. En los días posteriores el Ejército y la Policía llevaron a cabo más de 450 allanamientos en todo el territorio nacional y detuvieron a cerca de 13 000 personas acusadas de estar vinculadas al narcotráfico.


El Vuelo 203 de Avianca fue destruido el 27 de noviembre de 1989 en pleno vuelo por órdenes de Escobar con el objetivo de matar a Cesar Gaviria Trujillo, quien no abordó la nave en el último momento; 110 personas murieron. Gaviria llegaría a la presidencia de Colombia en 1990 y Escobar sería dado de baja bajo su mandato. En la imagen, un Boeing 727 similar al destruido.
El 23 de agosto Los Extraditables respondieron al Gobierno en una carta a la opinión pública, asumiendo el reto de la guerra total. Con 3000 sicarios en armas, el asocio del paramilitarismo y el respaldo de una porción importante de la población bajo su dominio, a lo que se sumaba el músculo financiero que le daba el control de al menos un 90% del tráfico de cocaína hacia el exterior, el Cartel de Medellín se enfrentó al Estado colombiano a base de bombazos y asesinatos selectivos. El terrorismo se convirtió en una verdadera pesadilla diaria, se multiplicó y puso en jaque como nunca antes al establecimiento: entre septiembre y diciembre de 1989 más de 100 artefactos hicieron explosión en Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Cartagena, Barranquilla y Pereira, contra edificios gubernamentales, instalaciones bancarias, comerciales, de servicios e infraestructura económica. En total sumando los ataques sicariales, los narcoterroristas fueron los responsables de 289 atentados terroristas en ese periodo, con un fatídico saldo de 300 civiles asesinados y más de 1500 lesionados.

El 30 de agosto de 1989 una primera bomba hizo explosión en Medellín, el 2 de septiembre fueron casi destruidas las instalaciones del diario El Espectador, que en ese mismo día continuó su edición en horas de la tarde, el 11 de septiembre, sicarios de Escobar asesinaron el líder liberal Pedro Peláez González, el 21 de septiembre, los sicarios de Escobar dinamitaron 9 sedes políticas en Teusaquillo y el 26 de septiembre atacaron el Hotel Hilton en Cartagena. Pese a no poder detener las continuas explosiones, las autoridades no cejaron en su esfuerzo, multiplicaron los allanamientos y capturaron a dos grandes capos: Eduardo Martínez Romero y a Rafael El Mono Abello, para luego extraditarlos a Estados Unidos. Como represalia, el 16 de octubre de 1989, un carro-bomba arrasó la sede del periódico Vanguardia Liberal (de Bucaramanga) y mató a 4 periodistas. El 8 de noviembre de 1989, sicarios de Escobar mataron al juez Héctor Jiménez Rodríguez y al periodista Jorge Enrique Pulido (quien ya había recibido amenazas) cuando se disponía a regresar a su programadora, luego de la emisión dominical del noticiero Mundo Visión, recibiendo varios impactos de bala. También mataron a Luis Francisco Madero (representante a la cámara). A finales de octubre, asesinaron a siete policías en Medellín, cinco de ellos en la explosión de un bus frente al Club de Oficiales de la ciudad.

El 23 de noviembre de 1989 se lanzó un operativo relámpago contra la hacienda El Oro, en Cocorna (Antioquia) en la que se hallaba Pablo Escobar y Jorge Luis Ochoa. Escobar logró escapar, pero murieron dos de sus hombres ―uno de ellos su cuñado, Fabio Henao―, y 55 fueron detenidos. Cuatro días después, el 27 de noviembre, sicarios de Escobar hicieron estallar el vuelo 203 de Avianca32 con el fin de matar al entonces candidato César Gaviria Trujillo, sucesor de Galán (quien no habíoa subido al avión por consejo de sus asesores), con un saldo de 107 civiles asesinados. El 6 de diciembre de 1989, sicarios de Escobar colocaron un bus bomba frente al edificio del DAS ―la policía secreta colombiana―, tratando de asesinar a su director, el general Miguel Alfredo Maza Márquez, quien salió ileso a pesar de que la edificación quedó semidestruida. El bus-bomba destruyó también más de 200 establecimientos comerciales a su alrededor. Murieron 63 civiles y 500 quedaron heridos.


El diario El Espectador, uno de los más antiguos de América, mantuvo una actitud severa contra el narcotráfico y fue quien reveló detalles de la vida delictiva de Escobar tras su llegada a la Cámara de Representantes en 1982. Su director, Guillermo Cano fue acribillado por órdenes del capo en 1986. Sus instalaciones (en la imagen) fueron semidestruidas por un carro bomba en 1989, también por órdenes de Escobar.
El 15 de diciembre de 1989, el Gobierno de Barco logró matar al segundo cabecilla del cartel de Medellín y su líder militar, El Mexicano (Rodríguez Gacha). Fue ubicado por un informante en la costa norte del país, en donde se hallaba refugiándose de la persecución de las autoridades. Responsable de más de 2000 homicidios y sindicado del ataque al edificio del DAS, fue asesinado tras una dura persecución entre los municipios de Tolú y Coveñas en el departamento Sucre, junto a su hijo Freddy Rodríguez Celades, a su principal lugarteniente Gilberto Rendón Hurtado y a cuatro sicarios de su cuerpo de seguridad. Al Mexicano se le atribuían la mayor parte de los atentados terroristas de los últimos meses. Los Extraditables intentaron una nueva estrategia de diálogo y negociación con el Estado, queriéndolo presionar con el secuestro del hijo del secretario de presidencia, Álvaro Diego Montoya y de dos parientes del presidente de la República. Surge entonces una propuesta del expresidente López Michelsen, respaldada por los también expresidentes Julio César Turbay y Misael Pastrana, por el cardenal Mario Rebollo Bravo y por el presidente de la UP Diego Montaña Cuellar, consistente en la formación de una comisión de Notables para negociar con los narcoterroristas. El 17 de enero de 1990, estos respondieron a dicha propuesta presentándose en un comunicado como aspirantes legítimos al perdón judicial y expresaron una «verdadera voluntad de negociación». Inmediatamente después liberaron los secuestrados, entregaron un bus con una tonelada de dinamita, y uno de los mayores laboratorios de procesamiento de droga en el Choco. Como contraparte los narcos esperaban del Gobierno la creación de la comisión de alto nivel que se encargaría de los procedimientos legales que permitirían su rendición. Sin embargo, esto nunca sucedió y el intento de diálogo y negociación terminó en una nueva oleada de terrorismo. Efectivamente engañados por el Gobierno y frente a una fuerte ofensiva militar en Envigado, declarado zona de operaciones militares por la IV Brigada al mando del General Harold Bedoya, Los extraditables pusieron fin a la tregua el día 30 de marzo, poniendo precio a la cabeza de cada policía muerto. Medellín y su área metropolitana se vieron envueltos en una verdadera guerra urbana, tras las primeras ejecuciones de uniformados y después del ataque contra un camión del Grupo Élite, ocurrido en un puente de Itagüí el 11 de abril. Este atentado que dejó 20 muertos y 100 heridos fue el primero de los 18 que se sucedieron hasta finales de julio con un saldo de 100 víctimas fatales y 450 heridos. El 12 de mayo, víspera de la celebración del Día de la Madre hicieron explosión en 2 centros comerciales de Bogotá sendas bombas que mataron a 21 personas. El mismo día en Cali otro acto terrorista cobró la vida de 9 civiles. A fines de mes a la vez que un sicario se hacía volar frente al Hotel Intercontinental de Medellín, acabando con 6 policías y 3 transeúntes, fue acribillado el senador Federico Estrada Vélez y su conductor. La violencia se recrudece y las víctimas fueron miles: en represalia por la muerte de 215 uniformados ejecutados entre abril y julio de 1990, escuadrones de la muerte sube todas las noches a las comunas y fusilan a decenas de hombres, varios de ellos menores de edad. Poco después de que el jefe militar de Escobar, Pinina (John Jairo Arias Tascón), fuera asesinado el 14 de junio, vino otra serie de acciones bélicas: 19 jóvenes de la alta sociedad antioqueña son masacrados en el bar Oporto y un carro-bomba estalló frente a la Estación Libertadores de la Policía, matando a 14 civiles. Finalmente, a finales de julio luego de un inmenso operativo en el Magdalena Medio antioqueño del que una vez más escapó Escobar, Los Extraditables decretaron una nueva tregua y se pusieron a la defensiva, en espera de las decisiones que pueda tomar la administración entrante de Gaviria. En todo caso afirman la imposibilidad de entregarse a la justicia mientras no se reestructuren los organismos de seguridad del Estado y no se crearan los mecanismos legales apropiados para evitar su extradición.30

Bombas y secuestros. Rendición y entrega
Aparte de un proceso de paz inconcluso, el presidente César Gaviria heredó la «guerra contra el narcotráfico» con la que su predecesor había pretendido reducir al Cartel de Medellín y su red de sicarios, enemigos declarados del Estado. Aunque durante su campaña presidencial había demostrado total respaldo tanto a la ofensiva como a las medidas tomadas por el primer mandatario, entre ellas la más temida por los narcoterroristas, que era la extradición por vía administrativa; una vez posesionado dejó entrever que el elevado costo económico y humano de esta guerra ameritaba la búsqueda de una salida alterna en la que el fortalecimiento de la justicia sería un elemento clave. El 12 de agosto en todo caso, en un golpe de mano, hombres del Grupo Élite asesinaron a Gustavo Gaviria Rivero, primo y mano derecha de Pablo Escobar.

Aprovechando el respiro de la tregua unilateral indefinida anunciada en julio por Los Extraditables, el ministro de justicia Jaime Giraldo Ángel diseñó la legislación de estado de sitio que se haría pública como «política de sometimiento a la justicia». Dicha política, que se materializó en cinco decretos que posteriormente, serían elevados después de una depuración, a legislación permanente en el nuevo Código de Procesamiento Penal, aspiraba en términos simplificados, a favorecer con la reducción de la pena a los narcotraficantes que se entregaran voluntariamente y confesaran por lo menos un delito, con la garantía, en algunos casos condicional, de ser juzgados en el país y recluidos en pabellones de alta seguridad. Los primeros en acogerse a la oferta, entre diciembre de 1990 y febrero de 1991, fueron los hermanos Ochoa, Jorge Luis, Juan David y Fabio, socios cercanos de Escobar quien receloso de las intenciones del Gobierno, que ya le había incumplido anteriormente, organizó una serie de secuestros selectivos de periodistas de renombre y de personajes influyentes en la vida nacional. Escobar ordena el secuestro a familiares de miembros del Gobierno y a periodistas, de la larga lista de secuestrados los más reconocidos fueron: Francisco Santos Calderón (redactor jefe del diario El Tiempo), Maruja Pachón de Villamizar (periodista y directora general de Focine, esposa del político y diplomático Alberto Villamizar), Beatriz Villamizar de Guerrero (hermana de Alberto Villamizar y asistente personal de Focine), Diana Turbay (directora del noticiero de televisión Criptón y de la revista Hoy x Hoy, hija del expresidente de la República Julio César Turbay) y quien murió en hechos confusos durante un intento de rescate de la policía, Marina Montoya de Pérez (hermana del exsecretario General de la Presidencia, Germán Montoya) y quien es ejecutada por sus captores como represalia por la muerte de sicarios y colaboradores del Cartel manos de la policía, en especial por la muerte de los hermanos Armando y Ricardo Prisco Lopera, líderes de 'Los Priscos', brazo armado del cartel, Álvaro Diego Montoya (hijo mayor del entonces Secretario General de la Presidencia, Germán Montoya), Patricia Echeverri y su hija Diana Echeverri, parientes políticas del expresidente de la República Barco presionando de ese modo al presidente saliente y electo para que fuera tratado como un delincuente político, haciéndose beneficiario de paso de los indultos reservados a los guerrilleros. Escobar además pretendía arrancarle al Ejecutivo un acuerdo hecho a su medida y siguió presionando nuevamente por la vía armada, amenazando con ejecutar a los rehenes y con reiniciar su ofensiva terrorista. El 13 de diciembre de 1990 una bomba mató a 7 policías en Medellín y otros 7 más serían ultimados por sicarios en los 3 primeros días de enero y con una nueva racha de atentados: una decena de efectivos policiales fueron víctimas de sicariato, una explosión en un bus dejó 6 muertos y el 16 de febrero un atroz bombazo contra una patrulla del F-2 en Medellín frente a la plaza de toros de la ciudad, se saldó con 22 civiles muertos. Dos meses después, sicarios de Escobar mataron al exministro de Justicia Enrique Low Murtra, en Bogotá.

El Gobierno debió plegarse a las exigencias de Escobar, quien liberó al resto de los secuestrados como gesto de «buena fe». Pero solo hasta cuando estuvo seguro de que la Asamblea Nacional Constituyente había votado y aprobado el 19 de junio de 1991 el artículo que prohibía la extradición de colombianos por nacimiento, Escobar se entrega en compañía del padre Rafael García Herreros y Alberto Villamizar, mediadores en su rendición. Luego sería recluido en la famosa Cárcel de La Catedral en Envigado. Desde allí pese a las promesas de no delinquir más, siguió controlando los hilos del negocio ilegal a través de otros 2 aliados suyos que no se entregaron: Fernando El Negro Galeano y Gerardo Kiko Moncada y varios de sus sicarios.30

Guerra en el Magdalena Medio

La Hacienda Nápoles, lugar de residencia de Escobar por varios años, actualmente funciona como un parque temático y aún conserva la fauna exótica traída por el criminal.
Como la política de negociación de penas también cobijaba a los paramilitares, muchos miembros de las organizaciones afincadas en Córdoba, el Magdalena medio, la Sierra Nevada, Boyacá, el Valle del Cauca y los Llanos Orientales se allanaron a las autoridades confesando solamente el delito de porte ilegal de armas, amparados todos ellos en los decretos 2047 y 3030 de 1990 y 303 de 1991. El grupo más grande al mando de Ariel Otero desmovilizó a 400 de sus integrantes en Puerto Boyacá, mientras en Córdoba Muerte a Revolucionarios del Noreste (MRN) de Fidel Castaño entregaba 600 fusiles, y algunas porciones de tierra como supuesta compensación a los campesinos despojados de sus parcelas. También un reducto de cerca de 200 hombres, antiguamente mandados por Rodríguez Gacha se acogió a la amnistía en Pacho (Cundinamarca). En consecuencia, a partir de 1992, se observa una importante reducción de los asesinatos de civiles, atribuidos a las autodefensas en los años anteriores. Pero en la práctica estas estructuras siguieron activas, manejando un bajo perfil. Las autodefensas en el Magdalena medio, se vieron envueltas en una brutal lucha con sus antiguos socios narcotraficantes a partir de 1990. Henry Pérez, el primer comandante había sido asesinado por un pistolero durante la celebración de la fiesta de la Virgen del Carmen en julio de 1991, y Ariel Otero su sucesor alineado con el Cartel de Cali, correría la misma suerte a principios de 1992. La fuerza sobreviviente se atomizó y algunos de sus restos entraron al servicio de Escobar, mientras otras bandas como la encabezada por Ramón Isaza, se replegaron de la zona. Mientras tanto, en la parte sur de la región, cerca a Honda, cobró protagonismo Jaime Eduardo Rueda Rocha, el asesino de Galán, evadido de la cárcel hacia un año y ahora jefe de una partida de 150 criminales. Buscando posicionarse como líder máximo mató y descuartizó al alcalde de Puerto Boyacá en marzo de 1992, para luego arrojar su cuerpo y el de 4 de sus acompañantes al río Magdalena. Pero su ascenso fue cortado por una patrulla del GOES que lo abatió a él y a 6 miembros de su cuerpo de seguridad en un restaurante de Honda el 14 de abril del mismo año. Tras su muerte, la actividad de las autodefensas en la zona disminuyó considerablemente, ya que estas optaron por mimetizar sus actividades delincuenciales. Eliminado Escobar en diciembre de 1993, Ramón Isaza retomaría el control del estratégico territorio.

Al final no obstante, los grandes esfuerzos realizados en los primeros años de la década del noventa para lograr la desintegración de las estructuras más poderosas y con mayor cubrimiento territorial, los grupos paramilitares tuvieron un nuevo impulso a finales del cuatrienio Gaviria. Fue así como, con posterioridad a la muerte de Escobar en 1993, las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU), bajo el mando de Fidel y Carlos Castaño, protagonizaron una significativa expansión, con el apoyo de cientos de desmovilizados del EPL, masacrados metódicamente, ellos y sus familias, por las Farc y la disidencia de Francisco Caraballo.

La Catedral y fuga
Artículo principal: La Catedral
El 20 de junio de 1991, el capo ingresó voluntariamente en prisión a cambio de no ser extraditado a Estados Unidos.33 Sin embargo, para hacerlo exigía al Gobierno ―entre otras cosas― que fuera en una cárcel exclusiva con el argumento de que podría correr peligro de muerte si ingresase en un correccional corriente. Así el Gobierno autorizó las obras del emplazamiento que se convertiría a posterior en la peor vergüenza del sistema penitenciario colombiano: llamado La Catedral. Un recinto construido «a medida», que se erigía en unos terrenos adquiridos por el mismo Escobar, y que contaba con innumerables lujos para él y sus asociados, además de una fuerte seguridad brindada por el Ejército Colombiano en su exterior, espacio aéreo restringido y las autoridades penitenciarias designadas por el estado para custodiar su reclusión que si bien la mayoría eran sicarios de Escobar con uniformes de guardia carcelaria.34 A casi un año de su encierro a principios de julio de 1992, Escobar se había convertido en un extorsionista de alto rango. Dejó de exportar cocaína y empezó a cobrar elevadas sumas de dinero a los demás narcotraficantes. Sospechando de sus más cercanos aliados Galeano y Moncada pretextando que estos le ocultaban $20 millones, Escobar ordena la ejecución de ambos. La posterior purga entre los más cercanos a ambos capos y entre sus familiares dejó unos 50 muertos. El Gobierno y la Fiscalía al conocer de los graves hechos y para evitar que Escobar siguiera delinquiendo desde su cómoda prisión, ordenó el traslado de este hacia un nuevo penal. Pero en condiciones oscuras que demostraron una vez más el poder de corrupción y el temor que generaba el peligroso narcotraficante luego de secuestrar al viceministro de Justicia Eduardo Mendoza y al director de prisiones del INPEC Coronel Hernando Navas quienes anticiparon los movimientos del Gobierno a Escobar a la vez que se descubre que los soldados encargados de vigilar las afueras del penal habían sido sobornados por el capo.

El 21 de julio de 1992 Escobar, su hermano Roberto y sus hombres huyen de la prisión tras patear uno de los muros traseros de la edificación construido con yeso para este propósito. El capo y sus secuaces huyeron caminando, rodeando las montañas y aprovechando la neblina que cubría la zona y el apagón de la llamada Hora Gaviria.35 36 La evasión del capo significó la más grande burla al Gobierno de Gaviria ante la opinión pública y la justicia colombiana desprestigiada internacionalmente. El Gobierno tocado en lo más profundo, creó el Bloque de búsqueda, un cuerpo conformado por la Policía Nacional, el ejército y los cuerpos antidroga de Estados Unidos para cazar a los prófugos y desmantelar de una vez por todas su imperio criminal. Los líderes del Cartel de Cali se encargaron de desencadenar nuevamente la guerra, al activar un carro bomba en Medellín que atribuyeron a sus enemigos antioqueños. Estos ante la arremetida de las fuerzas estatales, reactivaron su campaña con una serie de ataques en los que ejecutaron a 30 uniformados y una juez, entre septiembre y octubre de 1992. Pero esta vez la situación había cambiado bruscamente para el Cartel: la muerte de Galeno y Moncada generó una fractura al interior de la organización. Diego Murillo Bejarano 'Don Berna', jefe de seguridad de los capos asesinados y los hermanos Castaño, se alinearon con los narcos del Valle en una amplia alianza contra Escobar, que incluía a oficiales corruptos del Bloque de Búsqueda y varios de sus antiguos socios. Con la información que pudieron suministrar a las autoridades se asestaron durísimos golpes a las redes del «Patrón». El 28 de octubre, Tyson (Brances Alexander Muñoz), unos de sus jefes militares más importantes, fue abatido en una operación especial.

Escobar trató en ese momento de negociar su reentrega y había autorizado la rendición de varios de sus lugartenientes más cercanos, entre ellos su hermano Roberto, alias “Popeye”, “Otto” y el “Mugre”, desencadenó en respuesta una nueva guerra total. Decenas de pistoleros ejecutaron a un centenar de policías hasta febrero y los carros bomba reaparecieron en las grandes ciudades a partir de diciembre de 1992. Si bien los mecanismos ya no eran tan sofisticados; las pérdidas humanas y materiales fueron cuantiosas, pues los atentados ya no iban dirigidos a un objetivo específico, sino que eran totalmente indiscriminados. En Medellín murieron 19 personas, en Bogotá 39 y en Barrancabermeja 16. El Valle de Aburrá se vio afectado por 3 ataques en diciembre del 92 y en Bogotá las explosiones se sucedieron a partir de enero de 1993: el 20 en el norte, el 30 frente a la Cámara de comercio, mediando febrero en dos áreas comerciales y en abril 15 en el Parque de la 93.30

Pese a la dura arremetida de los terroristas, las autoridades asesinaron hasta marzo de 1993 a 100 sicarios y 10 jefes militares del Cartel, entre los que se contaban El Chopo (Mario Castaño Molina), HH (Hernán Darío Henao) y El Palomo (Jhonny Edison Rivera), todos hombres de confianza de Escobar. También fueron apresados 1900 sospechosos de pertenecer a la organización, y se rindieron 18 altos mandos de su ala militar. Esto ―sumado a la derrota por bandas rivales de sus grupos de gatilleros―, en una guerra que dejó 300 muertos, terminó por debilitar decisivamente al grupo de Medellín que en 8 meses perdió el 80 % de su capacidad bélica. Como añadidura, el 30 de enero hizo su aparición pública una estructura paramilitar que se autodenominó Los Pepes (‘Perseguidos por Pablo Escobar), detrás de la que estaban los Castaño y que se dedicaría a matar a los testaferros, contadores, abogados y familiares del capo, como también a destruir sus propiedades y minar sus finanzas.30

Muerte

Miembros del Bloque de Búsqueda con el cuerpo de Pablo Escobar, muerto en un tiroteo tras 17 meses de intensa búsqueda.
El día 2 de diciembre de 1993 , un día después de haber cumplido 44 años , Escobar fue arrinconado por las fuerzas armadas y por las amenazas que pesaban sobre su familia interrumpió del todo su campaña terrorista. Trató de negociar su rendición, condicionándola a la salida del país de su mujer y sus hijos, pero esta vez su propuesta no halló eco entre el Ejecutivo. Si bien logró evadir al Bloque de Búsqueda por seis meses más, la muerte de su jefe de seguridad El Angelito (León Puerta Muñoz), en octubre de 1993, lo dejó desprotegido, al mando ya de sicarios rasos. Finalmente, la preocupación por la situación de su esposa e hijos ―refugiados en Residencias Tequendama bajo estricta vigilancia policial luego de fallidamente buscar asilo en Estados Unidos y Alemania―. El Gobierno utilizó a la familia de Escobar como carnada para atraerlo.

El Bloque de Búsqueda se entregó a la tarea de localizar a Escobar hasta que, después de un año y cuatro meses de intensas labores de inteligencia, el 1 de diciembre de 1993,37 consiguió rastrear y localizar seis llamadas que Escobar le hizo a su hijo.

Previamente unidades de inteligencia de señales de la DIJIN habían localizado mediante tecnología francesa y británica adquirida por la Policía Nacional en 1991 y operada por oficiales y suboficiales de inteligencia de la Policía colombiana.38 En una entrevista con Gilberto Rodríguez Orejuela, este dijo haber ayudado a la compra de dicha tecnología.

Al verse acorralado, Pablo Escobar intentó escapar, pero murió durante la huida de un disparo en el corazón.39

De su muerte existen varias hipótesis:

Se suicidó mediante un disparo debajo del oído,40 41 lo que se vio en la exhumación del cadáver. Esta versión coincide con el lema de los Los Extraditables: «Preferimos una tumba en Colombia a una cárcel en Estados Unidos» y es la versión que defiende su familia.40
Le disparó un francotirador del grupo Los Pepes.42
Le disparó un oficial de la DIJIN que formaba parte del Bloque de Búsqueda.42
Le disparó un francotirador de la Delta Force.42
Le disparó el tiro de gracia el coronel Hugo Heliodoro Aguilar, quien lideró el grupo de asalto que llegó a la casa.43
Le disparó Carlos Castaño Gil, máximo líder de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), según una confesión de un paramilitar llamado Antonio Hernández, conocido por el alias John.44
Fue acribillado por un escuadrón del Bloque de Búsqueda.45 Esta escena se representa en un célebre cuadro de Botero,46 y es la versión oficial.
La muerte de Escobar generó distintas reacciones: su familia y sus protegidos lloraron su muerte, y a su entierro asistieron miles de personas, en su mayoría de los barrios pobres de Medellín. Pero la prensa y el Gobierno lo consideraron un triunfo en la lucha contra las drogas y el principio del fin del tráfico de estupefacientes, lo que no ha sucedido hasta la fecha; hoy en día guerrilleros, paramilitares y grupos de delincuencia organizada conocidos como Bacrim (Bandas Criminales) se disputan el negocio del narcotráfico. Aunque inmediatamente a su abatimiento, los carteles de Cali y Norte del Valle tuvieron control del narcotráfico hasta sus respectivas disoluciones.

Entre los mitos sobre su muerte figura uno que dice que no murió, que contrató a un doble y que está escondido disfrutando de su dinero.47 40

Entre quienes lo consideran muerto, aún su imagen continúa muy vigente y es utilizada políticamente. Sus fotos se venden al lado de las del Che Guevara. Incluso en algunos sitios todavía es venerado como un santo y en su tumba se depositan ofrendas. Su leyenda forma parte del circuito turístico de Medellín. Su hacienda en el campo ahora es un museo visitado por miles de turistas al año.48 Su imagen tiene tanto peso que continúa siendo utilizada incluso para las campañas políticas,49 la venta de camisetas o remeras en Austria, Estados Unidos, Guatemala y México,50 la venta de álbum de figuritas para niños,47 relojes con su imagen y libros sobre su vida.48

Exhumación
El cadáver de Pablo Escobar fue exhumado el 28 de octubre de 2006 a petición de algunos de sus familiares con el propósito de tomar una muestra del ADN para confirmar la presunta paternidad de un hijo extramatrimonial y despejar cualquier duda sobre la identidad del cuerpo que llevaba 12 años enterrado junto a sus padres. Un vídeo del momento fue transmitido por la cadena RCN hecho que disgustó a su hijo Juan Sebastián Marroquín (Juan Pablo Escobar) quien acusó a su tío, Roberto Escobar Gaviria y al sobrino del capo Nicolás Escobar ―que coordinó el acto― de ser "mercaderes de la muerte".51 52

Véase también
Miembros del Cartel de Medellín
Cartel de Cali
Cartel de la Costa
Cartel del Norte del Valle
Canciones en homenaje a Pablo Escobar
Filmografía sobre Pablo Escobar
Referencias
Volver arriba ↑ «Pablo Escobar, el Patrón». elespectador.com. 22 de enero de 2011. Consultado el 31 de agosto de 2011.
Volver arriba ↑ Franco, Martín (1 de marzo de 2011). «Hacienda Nápoles, bajo la sombra del capo». cromos.com. Consultado el 31 de agosto de 2011.
Volver arriba ↑ Rey, Valquiria (18 de agosto de 2004). «Pablo Escobar de moda en Italia». bbc.co. Consultado el 31 de agosto de 2011.
Volver arriba ↑ «Pablo Escobar, El Zar De La Coca». associatedcontent.com (yahoo!). 8 de junio de 2007. Consultado el 31 de agosto de 2011.
↑ Saltar a: a b c Amanda Macias (21 de septiembre de 2015). «10 facts reveal the absurdity of Pablo Escobar's wealth» (en inglés). Business Insider. Consultado el 3 de mayo de 2016.
Volver arriba ↑ Pablo Petovel (2 de diciembre de 2015). «Pablo Escobar, siete años seguidos en el ranking de Forbes». Diario El Salvador. Consultado el 3 de mayo de 2016.
Volver arriba ↑ «Forbes History: The Original 1987 List Of International Billionaires» (en inglés). Forbes Magazine. 1987. Consultado el 23 de febrero de 2014.
Volver arriba ↑ Fútbol, droga y muerte en Colombia Borja Hermoso en el blog Versión muy original del diario El País, 20/05/2010
Volver arriba ↑ «Se confiesa "Popeye", mano derecha de Pablo Escobar». Caracol Radio. Consultado el 13 de noviembre de 2014.
Volver arriba ↑ «Una estratagema derrotó al criminal más buscado del mundo». eltiempo.com. Consultado el 26 de abril de 2014.
Volver arriba ↑ «¿Es el "Chapo" Guzmán el Pablo Escobar del siglo XXI?». BBC. Consultado el 26 de abril de 2014.
Volver arriba ↑ José Obdulio ha tenido que luchar contra su apellido. Desde hace 20 años le ha tocado capotear las circunstancias de ser el primo de Pablo Escobar Gaviria
Volver arriba ↑ «Aeropuerto Municipal de Frontino ahora llevará el nombre de Guillermo Gaviria Echeverri como reconocimiento a uno de los hijos más ilustres de la región», artículo del 5 de agosto de 2004 en el sitio web de la presidencia de Colombia.
Volver arriba ↑ Partida de bautismo de Pablo Emilio Escobar Gaviria de fecha 4 de diciembre de 1949, que reposa en la parroquia de San Nicolás de Rionegro, Antioquia, Colombia.
Volver arriba ↑ «El hijo de Pablo Escobar pide perdón», artículo del 10 de noviembre de 2009 en el sitio web Europa Press. Sebastián Marroquín, hijo del narcotraficante colombiano Pablo Escobar, pide perdón por todos los crímenes cometidos por su padre. Lo hace en el documental Pecados de mi padre, una cinta que recorre las andanzas del hijo del célebre narcotraficante colombiano.
Volver arriba ↑ Video familiar de la exhumación de Escobar
Volver arriba ↑ ¿Qué harán con tres dientes de Pablo Escobar? ¿Pablo Escobar fue uno de los mas buscados? El Tiempo, 12 de noviembre de 2006, p. 1-4
Volver arriba ↑ «Mujica: se terminó el tiempo de los narcos filantrópicos como Pablo Escobar». unoticias.com. Archivado desde el original el 29 de noviembre de 2015. Consultado el 4 de diciembre de 2013.
Volver arriba ↑ «Pablo Escobar, el auge y el entierro del fútbol colombiano». eldeber.com.bo. Archivado desde el original el 29 de noviembre de 2015. Consultado el 4 de diciembre de 2013.
Volver arriba ↑ frontline: drug wars: thirty years of america's drug war. Consultado el 20 de julio de 2008.
Volver arriba ↑ «Los Jinetes de la Cocaína - Capítulo III». derechos.org. Consultado el 4 de diciembre de 2013.
Volver arriba ↑ «Datos del temeroso narcotraficante Pablo Escobar». panamaamerica.com. Consultado el 4 de diciembre de 2013.
Volver arriba ↑ «La confidente de Pablo Escobar se destapa en un polémico libro». elmundo.es. Consultado el 4 de diciembre de 2013.
Volver arriba ↑ «Lo malo y lo bueno». elmundo.com. Consultado el 4 de diciembre de 2013.
Volver arriba ↑ «Fabio Restrepo, el actor que también fue víctima de Pablo Escobar». elcolombiano.com. Consultado el 4 de diciembre de 2013.
Volver arriba ↑ «Pablo Escobar, el capo que arrodilló a un Estado». rtve.es. Consultado el 4 de diciembre de 2013.
Volver arriba ↑ «Pablo Escobar, tras el rastro del Patrón: la arremetida contra la Justicia», artículo en el diario El Espectador (Bogotá).
Volver arriba ↑ «Pablo Escobar's Son: 'Forbes Is Lying'» (en inglés). Forbes Magazine. 15 de noviembre de 2011. Consultado el 23 de febrero de 2014.
Volver arriba ↑ Colombia: 10 años sin Escobar
↑ Saltar a: a b c d e f g h «Escobar: 17 años de historia del criminal». El Tiempo. 2 de diciembre de 1993. Consultado el 16 de agosto de 2012.
Volver arriba ↑ «John Jairo Vásquez Velásquez, alias "Popeye", relata la manera como se planeó el atentado contra el líder político Luis Carlos Galán», artículo en el sitio web Wradio (Colombia).
Volver arriba ↑ «Explosión Avianca HK-1803, vuelo 203 - 20 años (RCN TV - 1/3)», video en el sitio web YouTube.
Volver arriba ↑ Alberto Villamizar y Maruja Pachon en 1996
Volver arriba ↑ «La única buena obra de Pablo Escobar». hoy.es. Consultado el 4 de diciembre de 2013.
Volver arriba ↑ «La Catedral: Toma, Paso a Paso». eltiempo.com. Consultado el 23 de febrero de 2014.
Volver arriba ↑ «Esperando a Escobar». semana. Consultado el 23 de febrero de 2014.
Volver arriba ↑ «El último día de Pablo Escobar», artículo del 2 de diciembre de 1993 en el diario El Tiempo (Bogotá).
Volver arriba ↑ «Recorriendo los escenarios de Pablo Escobar». elmundo.es. Consultado el 3 de diciembre de 2013.
Volver arriba ↑ «El legado de Pablo Escobar 20 años después de su muerte». larazon.es. Consultado el 3 de diciembre de 2013.
↑ Saltar a: a b c «El Patrón no ha muerto». laopinion.com.co. Consultado el 3 de diciembre de 2013.
Volver arriba ↑ «Hijo de Pablo Escobar cree que su padre se suicidó». El Tiempo. Consultado el 3 de diciembre de 2013.
↑ Saltar a: a b c «Los Pepes, clave en muerte de Escobar». elcolombiano.com. Consultado el 3 de diciembre de 2013.
Volver arriba ↑ «Hugo Aguilar y la historia de la persecución de Pablo Escobar». El Espectador. Consultado el 3 de diciembre de 2013.
Volver arriba ↑ «"A Pablo Escobar lo mató Carlos Castaño"». elespectador.com. Consultado el 3 de diciembre de 2013.
Volver arriba ↑ «A veinte años de la muerte de Pablo Escobar». espanol.rfi. Consultado el 3 de diciembre de 2013.
Volver arriba ↑ «La muerte de Escobar, por Botero». Telemundo. Archivado desde el original el 29 de noviembre de 2015. Consultado el 3 de diciembre de 2013.
↑ Saltar a: a b «En Medellín, Pablo Escobar tiene un álbum para niños», artículo del 12 de agosto de 2012 en el sitio web BBC (Londres).
↑ Saltar a: a b La relación bipolar de Colombia con Pablo Escobar, BBC
Volver arriba ↑ Polémica por vallas que comparan a Pablo Escobar con Iván Márquez
Volver arriba ↑ Pablo Escobar impone la moda en México
Volver arriba ↑ «La exhumación de Pablo Escobar», artículo en el sitio web Semana. Consultado el 23 de febrero de 2014.
Volver arriba ↑ «Familiares exhumaron cadáver de Pablo Escobar para verificar plenamente su identidad», artículo en el diario El Tiempo (Colombia). Consultado el 23 de febrero de 2014
Bibliografía
1987, Castillo, Fabio.El capo RCN Los jinetes de la cocaína. Editorial documentos periodísticos.
1994, Cañón M., Luis. El patrón: vida y muerte de Pablo Escobar. Editorial Planeta.
2000, Escobar, Roberto. Mi hermano Pablo. Quintero Editores. ISBN 8482805364
2001, Salazar, Alonso, La parábola de Pablo. Editorial Planeta. ISBN 958-42-0148-4.
2005, Legarda, Astrid. El verdadero Pablo: Sangre, traición y muerte. Ediciones Gato Azul.
2007, Virginia Vallejo. Amando a Pablo, odiando a Escobar. Random House Mondadori. ISBN 978-958-639-510-6.
2008, Correa Soto, Carlos Mario. Las Llaves del Periódico. Fondo Editorial Universidad EAFIT.
2014, Juan Pablo Escobar. Pablo Escobar. (ISBN 9789974723870).
Enlaces externos
"Los pecados de mi padre" Documental del hijo de Pablo Escobar
Documental sobre Escobar
Pablo Escobar El Cartel de Medellín
la casa abandonada de Pablo Escobar from noaccess.eu
Wikimedia Commons alberga contenido multimedia sobre Pablo Escobar.
Wikiquote alberga frases célebres de o sobre Pablo Escobar.

source: wiki βικι










Δημοσίευση σχολίου

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...